21 de Octubre de 2018

Opinión

'Muera el mal gobierno'

La violencia y la corrupción son la bárbara señal del gran pendiente de nuestra historia: la legalidad.

Compartir en Facebook 'Muera el mal gobierno'Compartir en Twiiter 'Muera el mal gobierno'

La mañana del 16 de septiembre de 1810 Miguel Hidalgo dirigió una arenga a la población de Dolores para incitarlos a levantarse en armas contra de las autoridades del Virreinato de la Nueva España. 

No hay manera de saber las palabras exactas que pronunció. Sin embargo, las versiones de Manuel Abad y Queipo, Diego de Bringas, Juan Aldama, Lucas Alamán y otras anónimas enfatizan un término común que refleja con toda claridad el hartazgo que provocó el movimiento: “Muera el mal gobierno”.  

“El vaciamiento democrático”, ensayo de Jesús Silva-Herzog Márquez, en la revista Nexos, octubre 2015, expone eficazmente los vicios del sistema de gobierno mexicano y la “cartelización de los partidos políticos”, que dan la pauta para entender que la democracia mexicana, cumplida ya su mayoría de edad, carga sobre la espalda con tres –pronto tal vez cuatro− agencias estatales −PRI, PAN, PRD– que se mimetizan,  rivalizan, ganan, pierden elecciones y discuten en el Congreso, pero, cobijados por la simulación, voraces se solapan para extender sus privilegios.

Concretan acuerdos, se reparten favores y envilecen los órganos de control para avasallar a medios que callan y aceptan tramposamente la verdad oficial. La ley es deshonrada y somos hoy más vulnerables que nunca a la trampa y al crimen. La violencia y la corrupción son la bárbara señal del gran pendiente de nuestra historia: la legalidad.

En estos tiempos de vicio y valores malentendidos, se hace conveniente, de elemental justicia, instruir al titular de la Presidencia de la República, presidentes municipales, jefes delegacionales del DF, gobernadores y embajadores –cuando les toque en suerte presidir el “Grito de Independencia”,  después de ensalzar a los héroes que nos dieron patria: Hidalgo, Morelos, Josefa Ortiz, Allende, Aldama  y Matamoros− para pregonar fuerte, con coraje, la consigna  fundamental: “Muera el mal Gobierno”, emitida valerosamente por el Padre de la Patria, como inequívoco compromiso frente a los ciudadanos de guardar y hacer guardar la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, desempeñar leal y patrióticamente la misión que el pueblo les ha conferido, mirando por el bien y la prosperidad de la Unión. “Y si así no lo hicieren,  que la nación se los demande”.

¡Vaya biem!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios