21 de Noviembre de 2018

Opinión

Mujeres de arena

Ahora con “Mujeres de Arena” Francisco Solís nos presenta a todas sus mujeres; desde la más grande a la más pequeña.

Compartir en Facebook Mujeres de arenaCompartir en Twiiter Mujeres de arena

Mujeres de Arena es una de las obras más importantes del dramaturgo Humberto Robles.   

Una propuesta de teatro testimonial, un documento importantísimo en la historia del teatro mexicano pues recoge vida y muerte de un puñado de mujeres que aún sin voz, con la lengua y la piel arrancada, surgen desde el horror de la tortura para  hablar de los feminicidios en Ciudad Juárez. 

En Mérida la está presentando el grupo “Teatro del sueño” dirigido por Francisco Solís. 

Celebran con esta puesta, sus veinte años.  

Ya sea con teatro escolar o con propuestas experimentales, “Teatro del sueño” antes “Diletante Teatro”  nos han regalado grandes momentos para el teatro Yucateco con puestas memorables como 

“Sobre la muerte y otras despedidas”, “La muerte del abuelo”, “Un día nublado en la casa del sol”, “Bajo Tierra” y “Mujer con vientre explotando".

En la mayoría de sus puestas, buscan andar los temas sociales, dejando al público enorme tela para discusión. Ahora con “Mujeres de Arena” Francisco Solís nos presenta a todas sus mujeres; desde la más grande a la más pequeña. Compartiendo desde la puesta en escena  la fragilidad de su pequeña nieta, la voz de su hija y la fuerza escénica de su compañera Hortencia Sánchez. 

La obra se presenta hoy a las 20: 00 horas en el foro “Rubén Chacón”. 

Con actuaciones de: Hortencia Sánchez, Wendy Basulto, ZacMucuy Rojas, Graciela Ruiz y Desiré Solís. 

Vi la obra hace unos meses y me parece que es una puesta correcta, muy entregada al universo femenino y con buenos momentos de plasticidad escénica. 

Los únicos peros los veo en la actoralidad, creo que deben revisar el tono, porque algunas actrices se instalan en el grito, innecesario.  

Creo también que no transitan libremente los semidesnudos. La escenografía siento que no  aporta nada y que ya es tiempo que un director de su talla convoque colaboradores de su nivel para recuperar los tiempos en que su teatro nos conmovía y  aleccionaba por su precisión y belleza. Con todo, la puesta de “Teatro del sueño” es comprometida y arriesgada, en ese sentido, hay que verla para 
crecerla. 

Y me refiero a crecer nosotros como sociedad, las palabras de esas mujeres, sus gritos arrancados de vida, nos harán menos sordos y nos harán pensar en la insensibilidad de un país que duerme tranquilo mientras sus mujeres son arrancadas de la vida y arrojadas al fango de la impunidad. 

Decía una poeta que en todos los países en guerra las mujeres son violadas y asesinadas. Este México vive una guerra silenciosa, no por eso menos sanguinaria y cruel. “Mujeres de Arena” nos lo recuerda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios