22 de Septiembre de 2018

Opinión

Mujeres y hombres de armas

Las mujeres militares tienen más y mayor presencia en prácticamente cualquier especialidad y actividad en el Ejército, Fuerza Aérea y Armada.

Compartir en Facebook Mujeres y hombres de armasCompartir en Twiiter Mujeres y hombres de armas

Ya lo habíamos comentado, pero la insistencia se debe a que las vemos con más frecuencia inmersas en actividades que antes “no eran propias de su género”. Ahora, las mujeres militares tienen mayor presencia en prácticamente cualquier especialidad y actividad en el Ejército, Fuerza Aérea y Armada.

Esto no es nuevo. Atendiendo a la política de igualdad entre mujeres y hombres, las fuerzas armadas mexicanas cuentan con programas que buscan fortalecer sus capacidades para ampliar las oportunidades de mujeres y hombres, tanto en el plano laboral como en la educación militar y naval.

Por ejemplo, en la Marina desde el 2010 se admiten mujeres en la Heroica Escuela Naval Militar para las licenciaturas de Cuerpo General, Infantería de Marina o Logística Naval, cuando antes sólo podían egresar de las escuelas de formación de Enfermería Naval y poco después de la Escuela Médico Naval, o desempeñar actividades administrativas, supeditadas a comisiones en tierra; ahora ya son asignadas a bordo de los buques de guerra.

En el Ejército, ya con anterioridad tenían acceso a las escuelas Militar de Enfermeras, Militar de Odontología, Médico Militar y de Graduados de Sanidad, y recientemente el Heroico Colegio Militar autorizado su ingreso para formarse como oficiales Intendentes; en la Escuela Militar de Ingenieros pueden cursar las carreras de ingenieros constructores, en comunicaciones y electrónica, computación e informática, así como ingenieros industriales. 

Mención aparte merece el Colegio del Aire, donde se forman como pilotos aviadores, así como en las especialidades de aerologista y controlador de vuelo. Mientras que la Escuela Superior de Guerra ya permite el acceso a la mujer para el Curso de Mando y Estado Mayor y Licenciatura en Administración Militar.

Sí, ha pasado mucho tiempo desde que las mujeres obtuvieron el voto en México en 1953, y de que en 1979 Griselda Álvarez se convirtiera en la primera gobernadora (de Colima) en México, ahora, el paso de la mujer en el quehacer político y militar avanza lento, pero seguro.

Este panorama confirma que las mujeres tienen ahora un futuro promisorio en el Ejército y la Armada, donde han roto esquemas y superado obstáculos en un mundo predominantemente masculino, y en unos años estarán al mando de unidades, aviones y buques de guerra.

Ahora el reto no es para ellas, sino para los varones, acostumbrados a recibir órdenes de sus iguales, porque si ellas han demostrado capacidad en otros ámbitos, en las fuerzas armadas no deben ser la excepción. La Sedena se ha comprometido a mantener los mecanismos para lograr la promoción vertical y horizontal libre de discriminación directa e indirecta... y de ello nos congratulamos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios