19 de Septiembre de 2018

Opinión

El mundo de las emociones

Analicemos nuestras reacciones en cada emoción que experimentamos. Si NO provocan perturbación emocional, son constructivas.

Compartir en Facebook El mundo de las emocionesCompartir en Twiiter El mundo de las emociones

Platicando con  abuelas y  abuelos, reflexionábamos sobre la importancia de explorar y conquistar el “maravilloso mundo de las emociones” e integrar y madurar nuestra personalidad. Para lograrlo -sugerí- trabajemos tres pasos:

1º. A cada emoción corresponde un nombre específico.  Si estamos enojados, aceptar la emoción y llamarla por su nombre, abrirá un espacio para ser conscientes de cómo nos estamos sintiendo, tomar las riendas de nuestro estado de ánimo y reaccionar responsable y conscientemente: no culpes a los demás de tus estados de ánimo.

2º. A cada emoción corresponde un gesto corporal específico. Analicemos qué gestos corporales utilizamos cuando estamos contentos o enojados. El 65% de lo que comunicamos lo hacemos con gestos corporales. Por eso es importante aprender a manejarlos, es buen comienzo para educar emociones. 

3º. A cada emoción corresponde una reacción específica. Analicemos nuestras reacciones en cada emoción que experimentamos. Si NO provocan perturbación emocional, son constructivas; si nos hacen pensar negativamente de nosotros mismos o de los demás, provocando perturbación emocional, son destructivas, pues nos impedirán pensar clara y objetivamente. 
Jovencitos, seguiremos explorando el “maravilloso mundo de las emociones”. Hasta la próxima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios