18 de Septiembre de 2018

Opinión

“Necesitamos más yucatecos”…

El proceso de sucesión gubernamental en Quintana Roo ha sido atípico no sólo por ser adelantado a los tiempos previstos por los cánones de la política no escrita...

Compartir en Facebook “Necesitamos más yucatecos”…Compartir en Twiiter “Necesitamos más yucatecos”…

El proceso de sucesión gubernamental en Quintana Roo ha sido atípico no sólo por ser adelantado a los tiempos previstos por los cánones de la política no escrita; sino también por la complicada amalgama de intereses grupales que confluyen al interior del Partido en el Poder, del que se supone saldrá el relevo del gobernador Roberto Borge Angulo. Ahora habría que agregar también que por primera vez en la historia de las sucesiones locales, una persona nacida en Yucatán podría convertirse en el próximo titular del Poder Ejecutivo en septiembre del 2016, algo impensable todavía hace una década y media. Pero, para entender esta posibilidad política actual, habría que ir a la historia misma del Territorio Federal de Quintana Roo.

Una anécdota rescatada por el reconocido escritor chetumaleño Héctor Aguilar Camín describe de manera ilustrativa el proceso de conformación poblacional del Territorio y refleja también el nacimiento de una clase política local amalgamada entre nativos y personas provenientes de otras partes del país. El origen de ese incipiente crisol es el que ahora se refleja apasionadamente en el escenario político actual. En su libro “Historias Conversadas”, se lee lo siguiente:

Se cuenta que en la época del general Rafael E. Melgar (militar y político oaxaqueño   que se desempeñó como gobernador del Territorio Federal de 1935 a 1941) éste había traído como secretario de gobierno a un yucateco de apellido Cámara, que había sido asistente de Felipe Carrillo Puerto y que se había salvado de milagro cuando mataron al líder socialista. Y sucedió que Cámara decidió a su vez traer un gran número de paisanos suyos que andaban metidos en todo, lo que provocó un rechazo callado de la gente del lugar. Pero durante la visita del presidente Cárdenas a Chetumal, brincó a su paso el luchador de todas las causas, Pedro Pérez Garrido. “… Y Pedro Pérez aprovechó la presencia de Cárdenas para gritar lo que medio pueblo gritaba: ¡Este pueblo está lleno de yucatecos! Cárdenas lo oyó sin parpadear y luego, ya camino a Palacio, que estaba enfrente del muelle, le pregunta a Melgar: ¿Quién es ese licenciado Melgar del que tanto se quejan? Y le contesta Melgar, es el hombre que ha organizado las cooperativas aquí, fue ayudante de Carrillo Puerto. ¿Y quién es ese quintanarroense que está tan molesto con él por ser yucateco? – pregunta el cabresto de Cárdenas, que estaba en todo. Es un veracruzano – respondió con malicia Melgar. Entonces ya entiendo lo que necesita este lugar para volverse próspero, dijo Cárdenas. ¿Qué necesita general? Le preguntó Melgar. ¡Más yucatecos como el licenciado Cámara y más veracruzanos como el gritón del muelle! – respondió Cárdenas”.

Actualmente cuatro de los siete aspirantes priístas a la gubernatura nacieron en Yucatán: Carlos Joaquín González; Mauricio Góngora Escalante; Paul Carrillo de Cáceres y Gabriel Mendicuti Loría. El abanderado de Morena, José Luis Pech Várguez, también es oriundo de ese estado. Y Tanto Patricia Sánchez Carrillo como Luz María Berinstain, ambas yucatecas, tienen amplias posibilidades de convertirse en abanderadas del PAN y del PRD, respectivamente. El general Cárdenas no sólo era un estadista, sino también un visionario…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios