25 de Septiembre de 2018

Opinión

Negocio que no has de poner... déjalo ir

Muchas veces nos ofrecen negocios de dinero fácil y rápido y nos vamos ciegos con la idea de que, tal y como nos lo dijeron, así va a salir.

Compartir en Facebook Negocio que no has de poner... déjalo irCompartir en Twiiter Negocio que no has de poner... déjalo ir

Estamos acostumbrados a hacer y deshacer negocios, empresas, marcas, productos y servicios a nuestro antojo, sin antes por lo menos tratar de averiguar algo más allá que nos indique si la decisión que tomamos podría ser correcta o incorrecta, o por lo menos lo más acertada posible. Mientras mayor información tengamos en nuestro poder, mejores decisiones podremos tomar con respecto a la empresa.

Muchas veces nos ofrecen negocios de dinero fácil y rápido y nos vamos ciegos con la idea de que, tal y como nos lo dijeron, así va a salir. Me parece justo señalarte la importancia de tu patrimonio, cualquiera que éste sea, pues forma parte de lo que les sustenta a ti y a tu familia.

Por lo mismo me permito recomendarte 5 cosas a considerar cuando vayas a adquirir, comprar, rentar o iniciar un negocio nuevo:

1.- Números.- Llámale estados financieros, cuentas por pagar y por cobrar, rotación de inventarios, reportes de ventas, gastos y costos, flujos de efectivo; pero todos y cada uno de éstos te dan el parámetro financiero del negocio. Los números son ciegos, sordos y mudos.

2.- Análisis.- Tanto de los reportes mencionados con anterioridad, como de las fortalezas y debilidades, oportunidades y amenazas, estado físico, financiero, legal, comercial y civil de cómo se encuentra el negocio.

3.- Conocimiento.- ¿Qué tanto sabes tú del negocio? Con base en esta respuesta definirás hasta qué punto necesitarás asesores internos o externos para poder realizar una compra adecuada, pero, sobre todo, que sea justa.  

4.- Especialización.- Es indispensable saber qué tanta especialización se requiere para tratar con dicho negocio, producto o servicio. Tanto hablando de los empleados y personal de atención, como del cliente o mercado meta.

5.- Imagen.- Por último, la imagen del negocio y la percepción que tiene la gente de la marca o del producto y servicio o de la empresa en general. Esto para que evalúes si es mejor quedarte con la empresa pero no con la marca o viceversa.

Meterse en proyectos nuevos o iniciarlos, siempre será un reto e incluso hasta puede ser divertido, sobre todo cuando cambiamos de giro. Pero no olvides que sigue siendo tu patrimonio. No te obsesiones. Por lo que te invito a que: Negocio que no has de poner… lo dejes correr.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios