21 de Octubre de 2018

Opinión

Neologismos en la costa

Quizá en algunos años los vocablos referidos a la extracción del pepino marino caerán en desuso.

Compartir en Facebook Neologismos en la costaCompartir en Twiiter Neologismos en la costa

Los neologismos (del griego neo, nuevo/a; logo, palabra; e –ismo, que indica pertenencia) surgen por diferentes modas o la necesidad de describir ideas o cosas nuevas. Hoy, los principales propagadores de neologismos y de préstamos lingüísticos son los medios de comunicación. Algunos de esos términos tienen una vida efímera, otros se quedan por siempre. 

Así, por ejemplo, durante el apogeo de la agroindustria henequenera en Yucatán surgieron innumerables voces para denominar oficios u ocupaciones, maquinaria, equipo, muchas de ellas actualmente en desuso.

En la costa de la península yucateca han surgido en los últimos años palabras nuevas o se les han dado nuevos significados a las ya existentes, como las relacionadas con la captura del pepino de mar, pesquería de nueva creación: pepinero, pepineada, sancochadero, salmuerar, jaba (especie de malla). En la captura de pulpo se usan voces como pulpear, pulpeada, jimba, etc. ninguna de los cuales aparece en el DRAE. 

Al buzo dedicado a la captura del pepino de mar se le llama pepinero. Labor que realiza manualmente sumergiéndose hasta el lecho marino (20 m bajo el nivel del mar) provisto de equipo semiautónomo de buceo (visor, aletas), auxiliados por un compresor de manguera. Las embarcaciones usadas son de fibra de vidrio de 25 pies de eslora. El buzo lleva consigo una bolsa de malla en donde deposita los pepinos capturados y, una vez llena, sube a bordo.

El pepino de mar es una holoturia perteneciente a los equinodermos y se le llama así por la forma alargada, blanda y robusta, de bordes gruesos, semejante al pepino, fruto oblongo de la familia de las cucurbitáceas. Del grupo de los equinodermos existen infinidad de especies en los mares del mundo.

Aunque en varias partes del planeta, como en los países asiáticos, el pepino marino se consume desde hace miles de años con fines alimenticios, curativos y vitamínicos, entre los mayas y yucatecos era desconocido hasta hace unos años. 

Pepineada es la forma popular de designar a la acción y efecto de capturar pepinos de mar, incluyendo su preparación para comercializar: trasladar, clasificar, destripar; cocer o sancochar, secar, salmuerar. Se conoce como sancochadero al lugar donde los equinodermos se cuecen en agua y sal en calderos o pailas.

Quizá en algunos años los vocablos referidos a la extracción del pepino marino caerán en desuso debido a la sobreexplotación o captura furtiva que ponen en peligro a esta especie, como ha ocurrido con el mero, el caracol y la langosta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios