23 de Septiembre de 2018

Opinión

Ni tanto que queme...

Es indispensable cuidar el aspecto, sobre todo cuando se tiene un trabajo tan público como es la política.

Compartir en Facebook Ni tanto que queme...Compartir en Twiiter Ni tanto que queme...

Esta semana tuve una plática muy interesante con un asesor de imagen. Platicábamos de cómo es indispensable cuidar el aspecto, sobre todo cuando se tiene un trabajo tan público como es la política y lo difícil que es hacerles entender que una cosa es ser sencillo y otra es ser descuidado. 

Hace unos meses surgió el tema con un grupo de alumnos. Ellos comentaban que debía ser algo así como aquel refrán de Ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre.

Poníamos el ejemplo de Eufrosina Cruz, la mujer indígena oaxaqueña que quería ser presidenta municipal y por los usos y costumbres de su pueblo no la dejaron.

Más tarde se convirtió en diputada local y ahora es diputada federal por el PAN. Como tiene raíces indígenas, siempre se vistió con ropa tradicional.

Sin embargo, cuando llegó a la legislatura local su forma de vestir cambió y de repente ya usaba trajes sastre, joyas y chongos en el pelo (un chongo es un peinado rebuscado atribuido tradicionalmente a señoras de sociedad).  

El cambio fue muy criticado, ¿cómo era posible que una activista indígena haya olvidado sus raíces y quiera pasar por “señora bien”? Concluimos que, en este caso, si bien era perfectamente normal que la diputada adoptara otro estilo de vestir, siempre debió conservar el toque tradicional. 

Nunca olvidaré que cuando le recomendaba a un diputado ser sencillo en su forma de vestir, sobre todo al visitar las colonias, me dijo: “Claro que debo ser sencillo, pero no debo olvidar el cargo que tengo y para el que la gente me eligió”. De eso se trata, precisamente.

No hay que olvidar que a fin de cuentas se desempeñan en un puesto aspiracional, ¿o me va a decir que si le ofrecieran así nada más ser diputado, alcalde, senador o gobernador, lo rechazaría? Ya sea porque lo ve como oportunidad para mejorar su comunidad o como oportunidad para mejorarse a usted, por lo menos lo pensaría seriamente. 

Y el asunto de imagen se extiende a las esposas, novias y/o acompañantes, para no entrar en detalles. Ellas también juegan un papel importante porque a fin de cuentas dan un mensaje de estabilidad.

Suena vano y superficial, pero tiene más fondo del que pensamos. Son líderes, modelos a seguir y hay quienes aspiran ser como ellos alguna vez. No les cae mal un buen corte de pelo, un buen tinte o un buen maquillaje. 

COMERCIAL: tendremos la segunda edición de Siembra un Libro el próximo miércoles, Día Internacional del Libro. ¡Qué fecha tan significativa, no cree? Le recuerdo la dinámica: agarre un libro de su librero, escriba una dedicatoria, déjelo en algún lugar público, tómele una foto y súbala a las redes sociales usando #SiembraUnLibro.

Ya se unieron muchos políticos, deportistas y artistas. Ahora falta que nos unamos los ciudadanos. Está fácil, no lo piense y siembre su libro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios