19 de Septiembre de 2018

Opinión

Nivel de reemplazo

Las mejores pensiones que se pagan hoy día son las que dan el Seguro Social y el Issste a trabajadores que tuvieron la fortuna de empezar a cotizar antes del 1 de julio de 1997.

Compartir en Facebook Nivel de reemplazoCompartir en Twiiter Nivel de reemplazo

La gran incógnita para miles de trabajadores es saber si, al pensionarse, el dinero que recibirán como pensión será suficiente para darles la solvencia económica que requieren.

De entrada, tenga usted muy presente que ninguna pensión es o será igual al último sueldo o salario devengado.

Las mejores pensiones que se pagan hoy día son las que dan el Seguro Social y el Issste a trabajadores que tuvieron la fortuna de empezar a cotizar antes del 1 de julio de 1997, y quienes se pensionen del Issste, conforme al artículo Décimo Transitorio Modificado.

En los casos mencionados en el párrafo anterior, basta cumplir con las semanas cotizadas o años de servicio, según corresponda, la edad prevista en las leyes y no estar trabajando.  

Sin embargo, en las pensiones de cesantía o de vejez, a recibirse por la Ley del Seguro Social vigente a partir de 1997, y del Issste, a partir de 2007, sabemos que no habrá ahorro suficiente para garantizar una pensión, semejante o parecida, a la pagada hoy día por los institutos de seguridad social. 

Por lo menos, las próximas tres a cinco generaciones de mexicanos sobrevivirán el resto de sus días con una pensión garantizada, la que, para el Seguro Social, equivale a un salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, y para el Issste a $3,034.20, determinada al año 2007, cumplido siempre el mínimo de semanas cotizadas (IMSS) o años de servicio (Issste).

La clave para mejorar o revertir las tendencias y proyecciones en materia de pensiones nos la refiere el término de nivel de reemplazo.

Nivel de reemplazo es la diferencia que existe entre una pensión y el último salario percibido y se expresa en términos porcentuales; así, el nivel de reemplazo expresa la cantidad de dinero que hará falta para que, al retirarse, una persona conserve y disfrute el mismo nivel y calidad de vida previo a pensionarse.

Para obtener el dato del nivel de reemplazo que aplica a cada persona, se divide el importe a recibir como pensión entre el último salario percibido y el resultado obtenido se multiplica por cien y nos da por resultado la tasa o nivel de reemplazo.

La tasa o nivel de reemplazo así obtenida ayuda a determinar el monto de reservas económicas que un trabajador debe hacer, durante su vida laboral, para que, al retirarse, su pensión y el ahorro acumulado le permitan seguir viviendo, tal y como está acostumbrado.

Amigos trabajadores: es necesario que ustedes conozcan cuál es la tasa o nivel de reemplazo que aplicará en su caso, y empezar a ahorrar en su cuenta individual, cuanto antes mejor, haciendo aportaciones complementarias de retiro no deducibles.

Para mayores datos, visite nuestra página http://miretiroypension.com.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios