17 de Julio de 2018

Opinión

No basta con los maestros

Los docentes apoyan su labor docente con un Plan de Mejora que no muestra los resultados contundentes que se esperaban.

Compartir en Facebook No basta con los maestrosCompartir en Twiiter No basta con los maestros

Analizando el informe de este año titulado “Los docentes en México”, que presentó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) a los integrantes de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados y al presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Miguel Barbosa Huerta, y a la Comisión de Educación, encabezada por el senador Juan Carlos Romero Hicks, en el cual se destaca que los profesores son el factor más importante para mejorar los aprendizajes de los estudiantes, me dejó muy en claro que, a pesar de las acciones realizadas y del dato estadístico incompleto (pues miles de maestros de la CNTE no fueron incluidos en el mismo) faltan otros actores (padres y alumnos) y factores como el socio-económico, el cultural y la corrupción oficial que inciden directamente y afectan los bajos resultados de la educación pública en México.

Es preciso aclarar que la Reforma Educativa del Presidente Peña Nieto regula desde el ciclo  pasado el ingreso a la docencia y en este año la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio profesional docente, pero, a pesar de este esfuerzo, seguimos enseñando lo mismo sin cambiar de enfoques y programas. Hoy los maestros apoyan su labor docente con un Plan de Mejora que no muestra los resultados contundentes que se esperaban.

Evaluar a los futuros profesores garantiza calidad educativa, sobre todo cuando se tienen datos que indican que los normalistas no están siendo preparados adecuadamente para ejercer la docencia, de ahí que en el primer concurso de ingreso al Servicio Profesional Docente el 64 por ciento resultó no idóneo para ejercer la docencia, y los que procedían de otras instituciones de educación superior tuvieron resultados inferiores. Las condiciones y diferencias en las que trabajan las escuelas normales del país se traducen en una enorme desigualdad en la calidad del perfil de egreso de sus maestros.

Evaluar la permanencia de los maestros en el servicio profesional docente de seguro arrojará cifras similares o más desalentadoras. Pero los maestros no lo son todo en el proceso educativo, faltan los padres y los alumnos cuyo papel es fundamental en el aprendizaje. Profesionalizar la educación  implica mayor gasto en infraestructura y sueldos, además de construir un modelo propio del perfil de egreso de los alumnos; copiar recetas de otros grupos sociales diferentes al nuestro es apostar al fracaso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios