20 de Octubre de 2018

Opinión

No es un líder moral

En el sexenio del presidente Felipe Calderón se empezó a recuperar una activa presencia de México en los foros internacionales.

Compartir en Facebook No es un líder moralCompartir en Twiiter No es un líder moral

Luego de que en el período foxista fue poca la atención que se prestó a la política exterior, en el sexenio del presidente Felipe Calderón se empezó a recuperar una activa presencia de México en los foros internacionales.

En este sentido, es un hecho positivo que el actual gobierno federal siga este camino e incluso incremente el esfuerzo por mejorar relaciones con el resto del mundo y colocar a nuestro país en un liderazgo mundial.

Oportunidad para aprovechar las ventajas económicas de la globalización y responsabilidad para humanizarla, es decir, influir para revertir las desventajas que trae consigo este fenómeno. Humanizar la globalización económica es, entre otras cosas, mundializar el respeto a la ecología, la atención a los derechos humanos, el diálogo y la legalidad para dirimir las diferencias internacionales, etc.

Por ello llama la atención lo ocurrido en la pasada visita presidencial a Cuba, donde nuestro primer mandatario tuvo la ocurrencia de definir a Fidel Castro como “líder moral y político”.

Líder moral implica reconocer a quien se le aplica una gran credibilidad o ser un ejemplo a seguir. Y éste no es un concepto que pueda aplicarse a un dictador que ha violado y sigue violando sistemáticamente los derechos humanos más fundamentales de sus obligados gobernados.

No se trata de faltar al más elemental respeto a la autodeterminación de cada pueblo. Pero definir así al dictador cubano es un exceso imperdonable. Tanto como el conocido “comes y te vas” que el ex presidente Fox utilizara con anterioridad para este personaje. 

Esperemos que este yerro presidencial no marque el retorno a la vieja política exterior de complacencia ante los violadores externos de los derechos humanos. Esperemos que sea un error y no que nuestro presidente considere en serio a Fidel Castro como un ejemplo a seguir. No lo es para los mexicanos y creo que ni para los cubanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios