22 de Septiembre de 2018

Opinión

¡No lo cepilles!

Oribe Peralta ha demostrado su calidad y olfato goleador en los mayores escenarios posibles, primero, en la final olímpica contra Brasil y, posteriormente, en el Mundial de 2014 contra Camerún.

Compartir en Facebook ¡No lo cepilles!Compartir en Twiiter ¡No lo cepilles!

Al día de hoy, la delantera de la Selección Mexicana de fútbol parece estar llena de opciones y referentes que han complicado la decisión del técnico Juan Carlos Osorio sobre quién debe de ser convocado al tricolor.

Si bien es cierto que Javier Hernández es un ídolo y tiene la preferencia del seleccionador y del público en general, el atacante que se ha hecho presente en los momentos definitorios de unos años para acá no fue llamado a la más reciente convocatoria.

Este futbolista tiene 32 años, juega en el América y se llama Oribe Peralta.

El “Cepillo” ha demostrado su calidad y olfato goleador en los mayores escenarios posibles, primero, en la final olímpica contra Brasil con un soberbio tanto en los primeros minutos que valió para llevarse el oro y, posteriormente, en el Mundial de 2014 contra Camerún con un gol que sirvió para ganar uno a cero y que a la postre resultaría clave para clasificar a la siguiente fase.

Se maneja en la prensa que él mismo pidió no ser llamado a representar a México para poder descansar y también se dice que el jugador no se siente valorado, sin embargo, es de destacar que la forma que mantiene es la mejor de cualquier ariete mexicano en la Liga MX.

El oriundo de Torreón parece haber encontrado nuevamente el camino y vive hoy día su mejor campaña con los de Coapa, con siete tantos en once fechas y anotando cada 121.57 minutos.

De igual manera, Peralta Morones es segundo en la tabla de goleo sólo detrás de André-Pierre Gignac, quien presume ocho anotaciones, y es de mencionar que año tras año es el delantero mexicano que siempre compite con la legión extranjera por el título de mayor romperredes.

Será importante que Osorio mantenga a Oribe en la base de la Selección, ya que se aproximan dos justas como lo son las Olimpiadas en Río de Janeiro y la Copa América Centenario, donde el americanista tendrá nuevamente la oportunidad para demostrar su calidad y aportará una dosis de experiencia que ayudará a conseguir los objetivos trazados por la Federación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios