22 de Septiembre de 2018

Opinión

No más explotación a los boxeadores

Los pugilistas y managers, cuyos nombres no revelaremos por razones obvias, están seguros que los empresarios no saben de las triquiñuelas que hacen sus promotores.

Compartir en Facebook No más explotación a los boxeadores Compartir en Twiiter No más explotación a los boxeadores

Cuando se habla del boxeo, se debe destacar la materia prima: el boxeador, joven humilde en su mayoría que busca un sitio privilegiado con base en el trabajo en el gimnasio y obediencia a su manager para poder sobresalir y ganar grandes bolsas para salir de la pobreza.

Los gimnasios se ven llenos de esos soñadores, muchos llegan a la cúspide y otros se quedan en el camino, ya sea por falta de recursos técnicos o que no tuvieron un “padrino”  que los encumbrara.

Otro factor es que el púgil cuente con un manager inteligente que no se preste a los malos manejos de aquellas personas que se dicen “concertadores de encuentros” o promotores que los firman y desde las firma del contrato ya les cobran una comisión por presentarlos en determinada velada.

Los pugilistas y managers, cuyos nombres no revelaremos por razones obvias, están seguros que los empresarios no saben de las triquiñuelas que hacen sus promotores, ya que por ser de su entera confianza les permiten la libre negociación.

Como ejemplo, nos comentaron que un boxeador de cualquier parte del sureste mexicano, de 6 u 8 raunds, firma por 6 mil pesos pero al terminar su actuación recibe 4 mil.

Hay que tomar en cuenta que de los 4 mil pesos, el mánager le quitará el 30%, pero el que se rifa el físico en el ring es el pugilista y es a final de cuentas el que menos gana.

Mencionar los nombres de los llamados mercenarios del boxeo no tiene caso, pero sí es importante que las mismas comisiones de boxeo de la región tomen cartas en el asunto para evitar más explotación de los púgiles.

Sería importante que presenten el contrato y a la hora del pago esté presente un directivo de la ComBox y hasta una persona de confianza del mismo empresario.

Este problema también suele ocurrir cuando el pugilista pelea fuera de su terruño, en la plaza que se va a presentar le ofrecen determinada cantidad, pero luego el que los llevó le “pellizca” su comisión.

Pasando a otras cosas, en entrevista con el presidente de la Comisión de Boxeo de Mérida, Santiago Basto Mejía, nos comentó que en las designaciones de lo mejor del boxeo yucateco del año tienen el premio “Miguel Canto Solís” para el pugilista más disciplinado y que haya sobresalido durante un calendario.

Asimismo, indicó que propondrá a sus compañeros comisionados que los demás premios lleven los nombres de personalidades del deporte de los puños, ejemplo, el trofeo para el empresario del año llevaría el nombre de William Abraham Daguer (qepd).

Mientras que en cuanto a promotores sería importante recordar a la “mancuerna de oro” conformada por Alberto “Beto” Eljure Sesín y Gonzalo “ Fayo” Solís Domínguez, sin olvidar a las otras designaciones que lleven los nombres de los exmonarcas mundiales como Gustavo “Guty” Espadas Cruz, Juan Herrera Marrufo,  Freddy “Chato” Castillo o Guadalupe  “Lupe” Madera Pacheco.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios