22 de Julio de 2018

Opinión

No más pugilistas yucatecos al "matadero"

Dudamos de la seriedad de los organismos que rigen el pugilismo profesional en esta capital.

Compartir en Facebook No más pugilistas yucatecos  al "matadero" Compartir en Twiiter No más pugilistas yucatecos  al "matadero"

Muchos lectores han hablado y escrito para preguntar sobre el reglamento de boxeo y sobre cuánto tiempo se debe aguantar a un pugilista que no responde a los golpes de su rival.
 
Asimismo preguntan sobre la existencia de una comisión de boxeo que evalúe o determine si el pugilista está apto para ver acción en un función de boxeo o  que tenga la calidad para enfrentar a determinado contrincante.
 
El reglamento de boxeo vigente en la ciudad de Mérida, con algunos cambios cuando estuvo como presidente el contador José Manzur Argüelles, precisa que cuando un pugilista recibe golpes sin responder durante 20 segundos, el tercer hombre sobre la superficie debe detener las acciones del pleito.
 
De la misma manera, cuando un pugilista cae fuera del ring, el referee debe contar hasta 20 para que el peleador tenga la oportunidad de regresar al ring sin ninguna ayuda.
 
El reglamento es extenso, por lo que le pedimos a los lectores que si tienen alguna duda nos la hagan saber al correo electrónico [email protected]  y les responderemos con mucho gusto.
 
A decir verdad, hasta hace poco la Comisión de Boxeo de esta capital era considerada como una de las mejores del país porque fue el parteaguas de algunos cambios trascendentales para la protección del  pugilista, tales como el examen  oftalmológico obligatorio antes y después de cada pelea a los “gorilitas”  que pertenecen a la Comisión y que también se los hacía de manera gratuita el yucateco altruista Eyder Marrufo Pavia.

En la administración de Víctor Salomón Liza se puso de moda el guante para los referees y ahora es obligatorio en todo el mundo.

No podemos pasar por alto comentar que en esta capital hace unos 30 años los referees dejaron de llevar puntuación en las peleas profesionales, precisamente durante la administración de  Salón Lixa,
 
Lo anterior nos recuerda que al frente de esa comisión estaba José María “Cheche”  Escalante , un caballero estricto que no le tenia miedo a los empresarios y no aceptaba imposiciones.
 
Es por eso que dudamos de la seriedad de los organismos que rigen el pugilismo profesional en esta capital porque hemos visto cómo dan salidas médicas a pugilistas para pelear cuatro o seis rounds fuera del estado.

Eso no sucedía antes porque sobre los intereses de los managers estaba la seguridad del pugilista.
 
Por eso le recomendaban al manager que su pupilo sostuviera cuatro o cinco peleas a cuatro raunds en esta capital, para que "agarrara" más experiencia y no fuera llevado a otros estados como carne de cañón, ya que sus rivales podrían tener mucha más experiencia y hasta podría resultar lastimados.
 
Por cierto, no sabemos qué comisión lo autorizo, pero no puede ser posible que den salida médica a un pugilista como Faustino “Tino”  Cupul, que tiene más derrotas que triunfos en su carrera y es enemigo de la disciplina.

El vallisoletano se fue de “vacaciones pagadas”  a Japón solo para ser noqueado en seis raunds, sin embargo, el buen "Tino" tuvo después la oportunidad de conocer Paris.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios