24 de Septiembre de 2018

Opinión

No por lucha, es por venganza

En esta ocasión, alentados por los perredistas, Sergio Flores Alarcón, Antonio Meckler Aguilera y Julio César Lara Martínez los maestros paristas y simpatizantes del partido del Sol Azteca...

Compartir en Facebook No por lucha, es por venganzaCompartir en Twiiter No por lucha, es por venganza

En esta ocasión, alentados por los perredistas, Sergio Flores Alarcón, Antonio Meckler Aguilera y Julio César Lara Martínez, los maestros paristas y simpatizantes del partido del Sol Azteca, intentaron tomar el Palacio Municipal con lujo de violencia. 

También se les aduce otros actos de intromisión como la carta apócrifa de la supuesta renuncia de la secretaria de Educación y Cultura del Estado (SEyC), Sara Latife Ruiz Chávez, el cierre de carreteras y agresiones violentas a inmuebles gubernamentales con los que, los maestros paristas con el apoyo de simpatizantes del PRD, cada vez se tornan más violentos. 

Todos los medios a utilizar por los líderes, adláteres y ujieres perredistas en la arena del coliseo local seriamente incomodos por la derrota electoral sufrida con humillación en el proceso pasado, andan como leones enjaulados en busca de los cristianos, lo que indica que el panorama con la oriflama tricolor ondeando, mantiene su tendencia a la venganza y el rechazo perredista.

Lo más preocupante de estos datos para el comité de lucha magisterial en Quintana Roo, es que los bloqueos carreteros –con la intromisión perredista y otros entes extraños- ocurren en las proximidades de las cabeceras municipales que son políticamente vitales, dada la necesidad de obstinarse a la legitimación de la reforma educativa y sus leyes secundarias y tratar de borrar cualquier sospecha sobre el real respaldo del Gobierno con la nueva ley educativa.

Lo previsible, salvo que ocurra algo inesperado, que los maestros del Estado en pie de lucha decidan regresar a las aulas, que la unidad se haga del poder decisorio en la mayoría de las insurgencias en las principales ciudades de los municipios del Estado. 

Si la proyección que estiman y se cumple, es porque el salario no se vería así disminuido ostensiblemente en su control por no registrar días laborados en las escuelas del Estado. 

Frente a esta realidad, no es por azar que el Gobierno haya rescatado el tema toral de la parálisis de la educación de más de 300 mil alumnos de educación básica, olvidado por los maestros disidentes después del arranque del presente ciclo, y lo haya convertido en el nuevo centro de su estrategia para imprimir más presión en su insurgencia. 

No solo se lanzó con toda la gala del caso con estulticia –rayando en la terquedad- sino que ahora se centró el caso sucedido en el edificio de la comuna benitojuarenses con representantes del PRD y de organizaciones de otro tipo desasociadas al movimiento de lucha magisterial, vulnerando su autenticidad. 

De hecho, la oposición, en este caso la gente del PRD, pudiera estar en la incapacidad de ver lograr de cerca que la población quintanarroense sea gobernada por alcaldes del PRI, distintos al perredismo. Hay que recordar que desde el 30 de septiembre las 10 alcaldías del Estado están en manos del PRI. Y una de ella, la principal joya de la corona, BJ, les fue arrebatada cuando la tenían en las manos perredistas de no gratos recuerdos.

La estrategia es clara, en  caso de no concentrarse los maestros a sus trabajos, la nueva realidad se cierne con restarle competencias, recursos económicos y poder de movilidad de los maestros en desmedro. Así, el relanzamiento del llamado al dialogo para establecer los acuerdos para darle definitivamente el fin al conflicto magisterial.

La insurrección no es la única respuesta al Gobierno frente a lo que percibe como una coyuntura social políticamente adversa. La otra consecuencia ha sido un nuevo episodio de radicalización en la lucha magisterial con la intromisión de entes antagónicos de otros lados.  

Hace apenas pocos días, se acusó a cúpula del PRD estatal de estar detrás de lo que se ha bautizado como un plan de colapso total, ahora con un supuesto proyecto desestabilizador que intentaría recuperar el gobierno municipal que perdieron.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios