19 de Septiembre de 2018

Opinión

No se vale opinar sin leer

Silicon Valley es una de las series más importantes que se han lanzado al mercado en los últimos años. Apenas lleva un par de capítulos al aire y ya tiene asegurada su segunda temporada.

Compartir en Facebook No se vale opinar sin leerCompartir en Twiiter No se vale opinar sin leer

Muchas personas me han estado escribiendo para preguntarme mi posición frente a las discusiones que se están dando en materia de telecomunicaciones, internet y libertad de expresión.

Por supuesto que lo voy a hacer, pero hasta que termine de estudiar las propuestas. Los documentos son enormes y se tienen que analizar con detenimiento.

No se vale opinar sobre algo que no se conoce, sobre una interpretación, sobre un chiste, un tuit, una caricatura, o dos o tres infografías.

Esto es un tema de leyes y se tiene que revisar artículo por artículo, independientemente de cualquier postura personal o de cualquier pasión.

Tal vez escriba sobre esto el viernes, tal vez lo haga hasta el domingo. No sé. Todo depende de cómo vaya con mi lectura, de cómo se vayan dando las cosas y de cómo se muevan las fuentes de televisión y espectáculos.

Por favor sea paciente y trate de leer completas todas y cada una de las propuestas. Es lo que más nos conviene a todos. ¿A poco no?

Hablemos de televisión, de una televisión que, si pretendemos ser congruentes con ese espíritu democrático que se supone que se está manejando en las redes sociales, tiene que ir más allá de los programas de las grandes cadenas.

Hablemos de una televisión que necesitamos, de una televisión inteligente, crítica, divertida y diferente.

Hablemos, por ejemplo, de los nuevos programas cómicos que se están estrenando por todos lados y que, misteriosamente, no engalanan las portadas de las secciones de espectáculos y de las revistas de farándula y entretenimiento.

¿A usted no se le hace extraño que en un país tan necesitado de humor como el nuestro, los especialistas insistan en manejar los contenidos más amargos y solemnes?

¿A usted no le llama la atención que hoy, cuando el mundo entero grita que estamos viviendo la nueva época de oro de los programas cómicos, la prensa mexicana hable de todo menos de esto?

Dígame, por favor, que usted también está viendo Silicon Valley por HBO. ¿No se le hace una maravilla?

Es el primer gran retrato que la industria mundial del entretenimiento hace de la cultura tecnológica de ese peculiar lugar de Estados Unidos donde se maneja gran parte de lo que todos usamos y hacemos en nuestra vida cotidiana.

Por supuesto que estoy hablando de redes, plataformas, marcas y gadgets, de una emisión que le está pegando a miles de personas que, como usted o como yo, se identifican con sus personajes, con sus situaciones o con ese universo donde vale más lo virtual que lo real.

Créame, Silicon Valley es una de las series más importantes que se han lanzado al mercado en los últimos años. Apenas lleva un par de capítulos al aire y ya tiene asegurada su segunda temporada.

Y no, no es televisión elitista. ¿Sabe quiénes escribieron esta joya? Los mismos responsables de cañonazos como Beavis& Butt-Head y Los reyes de la colina.

Yo la veo los lunes a las 22:30 por el canal HBO, pero le recomiendo que consulte su guía electrónica de programación porque hay muchas repeticiones en muchos de los canales del paquete HBOMAX y alguna de ellas seguramente le convendrá.

Otra serie cómica de estreno altamente recomendable es Surviving Jack que casualmente se transmite hoy a las 21:00 por Warner Channel.

¿Cuál es la nota? Que se trata de una producción ideal para el público nostálgico, familiar y que sabe reconocer a las grandes estrellas del espectáculo internacional.

¿Por qué? Porque Surviving Jack se desarrolla en los años 90, lo cual le va a fascinar a un montón de chavos que vivieron su infancia en aquella década y que van a suspirar más de una vez cuando vean aquella moda, aquella tecnología y aquel estilo de vida.

Porque el punto de partida de esta historia son las aventuras de una familia típica de papá, mamá e hijitos y porque su protagonista es Christopher Meloni a quien usted va a recordar de películas como El hombre de acero y de series como La ley y el orden: unidad de víctimas especiales.

Imagínese a un señor tan rudo como padre de familia de los años 90, pero sin perder el rigor, el rigor militar. ¿Ahora entiende dónde comienzan los chistes?

Y es que no es lo mismo ser el dulce padre de una familia típica de papá, mamá e hijitos, a ser el tremendo padre ex militar de una familia donde la mamá no puede estar tan al tanto de sus hijos porque decidió volver a la escuela.

¡Híjole! Ya se me acabó el espacio y se me quedaron muchas otras comedias en el tintero. Ojalá que pronto le pueda escribir de ellas.

Mientras, busque Silicon Valley y Surviving Jack y luche por no amargarse la vida.

La televisión está pasando un montón de programas cómicos muy buenos y es una verdadera desgracia que casi nadie los esté mencionando por el lado de la prensa mexicana.

Tal parece que lo que queremos es intoxicarnos de odio. ¿O usted qué opina?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios