16 de Enero de 2018

Opinión

#NoMásPoder a la desinformación

Esta no es una postura a favor o en contra de la reforma a la ley de Telecomunicaciones...

Compartir en Facebook #NoMásPoder a la desinformaciónCompartir en Twiiter #NoMásPoder a la desinformación

Esta no es una postura a favor o en contra de la reforma a la ley de Telecomunicaciones (Ley Telecom); es una opinión sobre la forma en cómo se difunde la información, y cómo, en el fondo, se echan en falta las prácticas periodísticas en las redes sociales.

Las posturas en favor y en contra de las leyes secundarias pueblan el debate en internet, pero es claro que nadie tiene la intención de informar propiamente qué es, fue y será la reglamentación, pues encontramos más opiniones e interpretaciones que hechos reales. Los líderes de opinión en internet "postean" interpretando posibles consecuencias represivas de la "ley a modo" de Televisa y el "negro" futuro del país.

A este panorama de pánico le hace falta el “exorcismo” que un periodista serio debe realizar, al explicar las bondades y desventajas de la ley. Pero desafortunadamente en la red social cunde la necesidad de asustar en lugar de plantear, y ante esta  “popularidad asegurada”, los comunicadores prefieren navegar con bandera de ganador promoviendo la desinformación y editorializando en lugar de informar, por ejemplo, sobre el llamado “bloqueo de internet” y las medidas en contra de su neutralidad operativa; desde abril pasado el senador Javier Lozano descartó como parte del dictamen final a discutir, pero en las redes sociales se dan por un hecho consumado.  

Esta curiosa disyuntiva es una veta para los medios tradicionales o digitales, pues ante la “basura” informativa en las redes sociales, los diarios y sus versiones en internet tienen campo libre para explicar con peras y manzanas el verdadero significado de la Ley Telecom, sin el deseo de protagonismo y espanto de quienes se expresan en Twitter y Facebook. 

Lo que sí es una realidad en el debate internetero sobre la ley, es que todos tenemos derecho a opinar y crear tendencias sobre nuestras posturas, pero también es cierto que, al menos en Twitter, este debate no es limpio. Siguiendo el trend topic #NoMasPoderAlPoder, podemos encontrar escritos y expresiones en contra de la ley, pero también a unos viejos conocidos del periodismo: Los bots. Entre “tweet” y “tweet” nos topamos con mensajes lanzados para contaminar la búsqueda, causar desgana y mofa. Al revisar el perfil de estos usuarios, que exclusivamente escriben el nombre del “hashtag”, notamos que son recientes y sus pocas centenas de “tweets” están dedicados sólo a este fin, y sus interacciones, hechas para denostar. 

Si bien resaltamos la falta de objetividad en el debate público en las redes, también es verdad que periodistas “serios” se han plegado al interés de sus medios televisivos para atacar al contrario, y de paso, desinformar a sus espectadores. Imparcialidad hay en todos lados, eso está claro. 

Y usted, ¿ya leyó el dictamen de la Ley Telecom?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios