20 de Septiembre de 2018

Opinión

'Nuestros' campeones olímpicos

Los atletas de alto rendimiento que representan al Ejército o la Armada son becados, su chamba es prepararse, entrenarse y dar buenos resultados.

Compartir en Facebook 'Nuestros' campeones olímpicosCompartir en Twiiter 'Nuestros' campeones olímpicos

“Ahora resulta...”, dirían los jóvenes al saber que cuatro de los deportistas que ganaron medallas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro “pertenecen” al Ejército y la Marina. Pues sí, están dados de alta en las fuerzas armadas, y se reconocen sus triunfos, pero el sentido literal de pertenencia ya es otra cosa.

En Río 2016 ganaron medalla de plata María Guadalupe González, en la marcha de 20 kilómetros; María del Rosario Espinoza, en taekwondo; Germán Sánchez, en clavados plataforma de 10 metros; Ismael Hernández se adjudicó el bronce en pentatlón moderno, lo mismo que el boxeador Misael Rodríguez, quien es el único “civil”. Bien por ellos y por México, que no se fue en blanco en el medallero.

Conforme iban cayendo las medallas, los titulares de Semar y de Sedena disparaban sus felicitaciones en redes sociales a sus muchachos, lo que tuvo reacciones más positivas que negativas, entre las últimas, un ex comandante del Ejército escribió: “Ahora resulta que es naval (en alusión a la teniente de corbeta Guadalupe González), ya quitémonos esa maldita costumbre de adjudicarnos atletas cuando ganan. Felicidades a la atleta, pero por favor, ¿por qué dar de alta a elementos nada más para mostrarnos muy capaces?, ya basta de farsas”.

Lo cierto es que los atletas de alto rendimiento que representan al Ejército o la Armada son becados, no pasan lista en los cuarteles, su chamba es prepararse, entrenarse y dar buenos resultados. A ese sueldo que reciben como militares se suman los recursos que reciben de la Conade y patrocinios de gobiernos o empresas; por ejemplo, María del Rosario Espinoza sumó apoyos por casi tres millones de pesos. 

Por cierto, la taekwondoísta sinaloense, Guadalupe González y Germán Sánchez ganaron por sus logros un premio de dos millones de pesos, Ismael Hernández y Misael Rodríguez, un millón de pesos. Nos parece que bien merecidos. Y eso que en el gobierno de Enrique Peña Nieto se ha reducido el presupuesto para el deporte, ¿qué tal si no?

Anexo "1"

La respuesta 

El usuario "Cepac Centinelas" escribió así sobre mi columna "Deportistas Militares del pasado 5 de agosto": "Mi querido Daniel Uicab, siendo yo comandante de una unidad, el marchista Eder Sánchez estaba en los efectivos de la unidad, cuando tomo contacto con él le digo que ese lugar puede estar ocupado por otro compañero que venga a fletarse de servicio, a salir a operaciones y montar de servicio. Consigo que Eder sea reubicado, sin afectarlo. Él y algunos otros atletas buscan el amparo de los cuarteles para sobrellevar los gastos de su manutención; un batallón da de alta a Rommel Pacheco, otros mandos dan de alta a mariachis, otros a boxeadores, a basquetbolistas. Independientemente de lo brillante que esté su columna, yo me refiero estrictamente al carácter OPERATIVO, y quien haya sido o sea operativo me va a entender. No estoy en contra, créame, pero sí se me hace un poco protagónico el adjudicarme, 'es miembro de tal o cual unidad'. Ojalá que en un futuro no tengamos a muchos, muchos atletas que no se completen los cuadros para ir a enfrentar a la delincuencia, o atender un Plan DN-III o un Plan Marina, ojalá todo sea en la justa medida, por el bien de las mismas instituciones, por el bien de la gente, y ojala que no haya mandos que vayan a la Conade a buscar atletas para darlos de alta. Ánimo!!"

****
Por cierto, Eder Sánchez fue dado de baja del Ejército por criticar el trabajo de la Conade, y prácticamente se acabó su carrera deportiva en 2015.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios