23 de Septiembre de 2018

Opinión

Nuevo panorama político electoral

La carrera por la sucesión se puso candente. Nuevos datos confirman lo difundido durante las últimas semanas aunque también provocan sorpresas en estos últimos días del año...

Compartir en Facebook Nuevo panorama político electoralCompartir en Twiiter Nuevo panorama político electoral

La carrera por la sucesión se puso candente. Nuevos datos confirman lo difundido durante las últimas semanas aunque también provocan sorpresas en estos últimos días del año, cuando los políticos piensan en la pausa por las vacaciones. Los números –con cierto margen de error– no tiene caso repetirlos, pero sí abordar las interpretaciones del nuevo panorama.

Para empezar, la confirmación más obvia proporcionada por la encuesta de un medio nacional (El Universal) es la posición del PRI. De acuerdo con la investigación, el partido en el gobierno no perdería en 2016 ni aunque los otros fueran en alianza. Se suponía tal ventaja, pero no tan abismal.

Así, la primera sorpresa es que Acción Nacional habría desplazado a Morena en la intención de voto. El PAN está en una etapa de renovación en la entidad, y aun cuando esto le ha quitado tiempo o dado cierta ventaja a los adversarios (por el desgaste y la falta de acciones concretas), ese partido ha sabido capitalizar lo que hasta algunos meses nadie podría haber asegurado.

Digamos que la lucha entre estos que son el segundo y el tercer partido se pone interesante pese a que sus votantes son de perfiles distintos. “Nuestro posicionamiento podría ser mejor de haber organizado de otra forma la renovación en la dirigencia”, reconoció hace unos días Julián Aguilar Estrada, uno de los mejores cuadros panistas para contender por Benito Juárez el año que entra, supuestamente contra el legislador federal del Verde, Remberto Estrada Barba, con quien ya compitió en 2013 por la diputación local.

La otra sorpresa es que, recientemente, el partido de Andrés Manuel López Obrador descartó una mega alianza opositora en esta entidad, lo cual deben estar lamentando dado el contexto. Si en realidad quieren inquietar al Revolucionario Institucional, mal hacen en darle tiempo y certidumbres. Ahora se especula en aquellos círculos que Carlos Joaquín González y su “izquierda joaquinista” podrían abanderar su causa, aunque falta ver cómo se mueve José Luis Pech Várguez, o incluso la senadora perredista Luz María Beristaín Navarrete, en caso de concretarse la coalición.

Y la anterior es, precisamente, otra confirmación: el subsecretario federal no tendría cabida en el tricolor, no solo por estar fuera de la jugada en el ámbito más influyente del poder en Quintana Roo, sino porque Mauricio Góngora Escalante –quien lidera la encuesta– le lleva casi 10 puntos, los mismos que le saca a José Luis “Chanito” Toledo, el otro que suena como posible candidato y quien ha obtenido porcentajes históricos nacionales de votación en los dos últimos comicios.

La interpretación del ejercicio estadístico es que el presidente municipal de Solidaridad aventaja en las tres variables mejor cotizadas: méritos, presencia y prestigio, una condición muy difícil de lograr, según los especialistas.

En ese campo, se confirma lo ya expuesto en este espacio: Paul Carrillo de Cáceres ha ido de menos a más. Tras sortear las dificultades de un Ayuntamiento recibido en crisis, sus acciones le han permitido posicionarse y escalar paulatinamente. Si esa fue su estrategia, le está dando resultados, impensables para otros, en la coyuntura ideal. En todo caso, el de Benito Juárez está reivindicando sus dotes de ganador: aniquiló a la oposición en 2013 con casi 100 mil votos y hoy Cancún luce mejor que hace dos años gracias a la obra pública sin precedente, entre otros resultados.

Insisto, el nuevo panorama adquiere una forma más clara a días de las vacaciones y a poco de conocerse al que sería “candidato de unidad”. Por supuesto, todo ello altera las estrategias y negociaciones no solamente en el PRI, ya que los opositores definirían de acuerdo a quién será el adversario del oficialismo.

No todo está dicho. En la política también juega un rol preponderante la suerte, la cual llega o se va de un momento a otro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios