22 de Septiembre de 2018

Opinión

Oposición leal

A pesar del triunfo del PAN en Mérida, existieron varios retrocesos.

Compartir en Facebook Oposición lealCompartir en Twiiter Oposición leal

El principal partido de oposición en Yucatán, el PAN, en los próximos días tendrá que realizar una introspección muy sería, en la que podrá optar por dos caminos: el primero es continuar con su vocación de ser una oposición leal y el segundo, prepararse para ser una verdadera opción de gobierno y acceder al mayor número de espacios políticos, incluyendo el Gobierno del Estado.

Según los resultados de la pasada contienda electoral, los ciudadanos optaron por la permanencia del PAN en Mérida, que es su principal bastión, pero a pesar de ese triunfo también existieron varios retrocesos, como las derrotas en el Distrito local 2 y en el 4 federal.

A nivel estatal, si bien es cierto que el albiazul recuperó  varios municipios, como Umán con Freddy Ruz -a pesar de que su dirigencia estatal no lo apoyó- y Hunucmá, con José Patrón, en otros no quedó ni como la segunda opción, sino que fue la tercera fuerza política, tal es el caso de la segunda ciudad más importante de Yucatán, Valladolid, Progreso y Tekax.

Fue evidente la debilidad de la dirigencia estatal que encabeza Hugo Sánchez Camargo, ya que éste  permitió hacerla rehén de los intereses de los diferentes grupos, empezando por quienes  lo acompañaron en dicha estructura estatal, que priorizaron sus proyectos personales -en los que muchos fracasaron- sobre fortalecer a su estructura institucional, tarea para la cual  perciben un sueldo.

Nunca como ahora la dirigencia estatal albiazul deja a su sucesor una serie de  fracasos electorales, deudas poco claras, divisionismo y, lo más comprometedor, que quedó postrada ante los intereses del alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, quien, sin rubor alguno, intentó dejar su cargo como primer regidor, nada más que no lo consolidó por el veto de los grupos internos del PAN.

Los tiempos ya llegaron para el cambio de la dirigencia estatal, existe resistencia del statu quo, que no desea perder los privilegios de los que goza como son: cobrar sueldos onerosos en el Ayuntamiento de Mérida,  sea como funcionarios o asesores; tener intereses económicos en los diferentes ayuntamientos como proveedores a través de empresas creadas a modo; seguir manteniendo el control del padrón de la militancia que utilizan para imponer candidaturas que son producto de  elecciones amañadas; beneficiar a proveedores que tienen nexos con los grupos que están en la administración pública…

Actualmente son dos los grupos visibles para encabezar a la dirigencia panista:  el primero es el que tiene al frente al ex senador Alfredo Rodríguez, que estará acompañado de Julio Sauma, Jorge Wong, Milena Cocom, Santiago Alamilla -los cuatro funcionarios municipales con Renán Barrera- , Arturo Novelo y Bertha Trejo, cuota del senador Daniel Ávila. 

La segunda propuesta es la del Dip. Fed. Raúl Paz, quien va acompañado del diputado Moisés Rodríguez,  cuota de Joaquín Díaz , del ex alcalde de Tixkokob  Miguel Rodríguez, gente de la senadora Rosa Adriana Díaz, Yury Valladares y Rodolfo González Crespo; este grupo ya logró un acuerdo con el alcalde electo Mauricio Vila y proponen a Cruz Jiménez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios