17 de Octubre de 2018

Opinión

Oración

Llegan y preguntan al personal médico, y se informan que la señora sigue en la sala de operaciones...

Compartir en Facebook OraciónCompartir en Twiiter Oración

La columna Viernes Cultural y El Transcriptor acuden, rapidísimo, al hospital a informarse de la salud de la esposa de un querido amigo, a quien llamaremos A. José, no se puede proporcionar mayor información, por tratarse de datos personales, protegidos por la ley de transparencia.

Llegan y preguntan al personal médico, y se informan que la señora sigue en la sala de operaciones y que la intervención quirúrgica durará ocho horas.

Empiezan a buscar al amigo A. José, y no lo encuentran, no obstante haber registrado casi todos los rincones hospitalarios, incluyendo los sitios donde se unen y reúnen los médicos y las enfermeras en sus ratos de ocio.

------------------

Entonces, alguien los orienta, diciéndoles que vayan a la capilla dedicada a San Expedito, el santo de los casos urgentes y difíciles, que ahí está un hombre, hincado y orando, desde hace horas. Y resulta que ese hombre era el amigo A. José. 

Convienen, la columna Viernes Cultural y El Transcriptor, no interrumpir la oración, pero no pueden evitar escuchar las súplicas del marido ejemplar y acongojado:

“Señor, cuídala, sánala, por favor, pero si es tu voluntad llevártela, recíbela, Señor, con la misma alegría con la que yo te la mando….”.

------------------

De nada… Saludos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios