18 de Diciembre de 2017

Opinión

Orientaciones de la personalidad

Existen personas que tienden a imponer su punto de vista y a desacreditar las opiniones de otro; esto pasa porque creen que aumenta su valía como individuos.

Compartir en Facebook Orientaciones de la personalidadCompartir en Twiiter Orientaciones de la personalidad

Creer tener la verdad absoluta   es signo   de mala memoria.- Fred Simmons, Psicólogo  

Hay personas que tienden a imponer su punto de vista y a desacreditar las opiniones de otros, ya sea de manera autoritaria o con manipulaciones casi imperceptibles; esto pasa porque tienen la creencia de que así aumenta su valía como individuos. Esa postura, en la vida, acarrea fracturas en las relaciones y sólo demuestra tener miras sumamente pobres. En su interior (consciente o inconscientemente) hay mucha inseguridad. Esta orientación individualista impide el crecimiento humano, ya que no se arriesga a conocer otras maneras de pensar y ampliar sus horizontes. 

Diversos estudios muestran que esta manera de ser se forma en las primeras etapas del ser humano al sufrir maltrato y abandono guardando en su interior resentimientos que le llevan a desquitarse a través de conductas hostiles, justificando su intransigencia inventando que las “equivocaciones” de otros son actos imperdonables que merecen ser sancionados. 

Consideran a su cónyuge, colegas y amigos como oponentes en lugar de compañeros, lo que genera desconfianza, rivalidad y mala comunicación. Los estados emocionales que provoca en otros ese tipo de personalidad son de resentimiento, enojo, miedo, frustración, apatía, indiferencia, pesimismo, venganza, rebeldía y ansiedad. 

Por lo contrario, la personalidad llamada de “mutuo aprendizaje” permite el desarrollo y crecimiento de las personas; se caracteriza por mantener la mente abierta, con amplitud de visión; rechaza la necedad y el dogmatismo; practica la autocrítica y toma en cuenta las necesidades del compañero/a; sabe eliminar las creencias improductivas y falsas para ampliar las posibilidades; se abre a las opiniones de otros y así encuentra más alternativas; cree que siempre hay un espacio para conciliar y negociar. 

Sabe que los conflictos y errores son oportunidades para aprender, que son necesarias la humildad y la buena voluntad para dar la valiosa oportunidad a otros de que cuestionen sus razones.

Esta manera de ser produce relaciones nutritivas porque crea un clima de confianza que favorece la creatividad y propicia un estado de ánimo tolerante, de camaradería, gratitud, armonía y complementariedad. 

¿Cuál de las dos personalidades te parece mejor?

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios