09 de Diciembre de 2018

Opinión

Otra tonta película norteamericana

Cansado de ver tanto Trump en las noticias y escuchar a los comentócratas decidí buscar alguna otra cosa en la televisión...

Compartir en Facebook Otra tonta película norteamericanaCompartir en Twiiter Otra tonta película norteamericana

El Comandante Tubbs de la Real Fuerza Aérea Británica, después de una misión contra los nazis sobre las aguas del Canal de la Mancha, le dice al capitán norteamericano Rafe McCawley: “Algunas personas ven a ustedes los yanquis con desaprobación por no estar en esta guerra; pero quisiera decir: Si hay más como tú en tu país, Dios tenga misericordia de quien decida ir a la guerra contra América”

Cansado de ver tanto Trump en las noticias y escuchar a los comentócratas decidí buscar alguna otra cosa en la televisión. Lo que me encontré fue una ridiculísima película americana  titulada “Pearl Harbor” con diálogos como aquél con el que abro la columna; un relato acartonado de guerra y romance mezclado con historia que sigue la vida de dos amigos de la infancia Rafe MacCawley (Ben Affleck) y Danny Walker (Josh Hartnett)  y de una hermosa enfermera Evelyn Johnson (Kate Beckinsale), inmersos en el horror de los bombardeos al hasta entonces desconocido Pearl Harbor.

En esta película todos los personajes americanos vienen en dos presentaciones: valientes y más valientes; no está por demás decir que, además de lo anterior, todos están al servicio de la libertad, la democracia, la justicia y una adecuada higiene bucal;  son leales, justos,  delgados, guapos, bien peinados, no fuman y consumen alimentos libres de gluten.

Después de la destrucción por parte de los japoneses de gran parte de su flota naval, los güeros al mando del teniente coronel James Doolittle (personificado por Alec Baldwin) han decidido propinarle un escarmiento a toda es bola de amarillos de ojos rasgados mandando un comando aéreo al centro de Japón. El final es previsible, para no aguarle la fiesta a los que no la han visto, sólo diré que los dos amigos se desempeñan gloriosamente y la enfermera está embarazada.

Como comedia la película resulta divertida. Lo que ya no es tan divertido es la otra tonta película norteamericana que aún está en los otros canales, en las redes sociales y en todas las mesas de conversación del mundo. Una película en la cual el protagonista está a favor de la tortura, de la imposición de medidas unilaterales y de la segregación de pueblos enteros y religiones completas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios