12 de Diciembre de 2018

Opinión

Pagamos por un sobrecupo

Las violaciones son tan flagrantes que es fácil comprobarlo en las horas pico.

Compartir en Facebook Pagamos por un sobrecupoCompartir en Twiiter Pagamos por un sobrecupo

Bueno ya está: el pasaje cuesta un peso más, pero el servicio de transporte de pasajeros en Mérida no ha mejorado, las unidades no sólo están en malas condiciones, sino que circulan a alta velocidad incluso en el Centro Histórico y, al llevar pasajeros de pie, violan el reglamento de tránsito publicado en junio de 2011.

El capítulo IX, que se refiere a la carga de los vehículos y la ocupación máxima que deben tener, establece en el artículo 277 que “se prohíbe conducir vehículos con mayor número de personas de las que quepan debidamente sentadas en los asientos”.

Y no hablemos de los otros problemas que aún enfrentan las empresas del ramo, sólo del punto de ocupación. Las violaciones son tan flagrantes que es fácil comprobarlo en las horas pico y no sólo en los autobuses de Circuito Metropolitano; o en los que van al centro o a las escuelas, sino incluso en los que transitan sobre el histórico Paseo de Montejo, casi todos tienen sobrecupo.

Claro también hay rutas casi vacías y esto se debe a la irregularidad del servicio, pues los usuarios prefieren caminar unas cuadras más para abordar camiones o autobuses de otras empresas que quedarse horas esperando, sea de día y peor durante la noche.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios