26 de Septiembre de 2018

Opinión

Pagan justos... por vendedores

El telemarketing se ha vuelto algo necesario, pero también algo incómodo, tanto para los receptores como para los emisores.

Compartir en Facebook Pagan justos... por vendedoresCompartir en Twiiter Pagan justos... por vendedores

El telemarketing se ha vuelto algo necesario e indispensable como herramienta de venta para ciertos sectores de empresas, sobre todo de consumo masivo o en los que el producto es para un amplio target de mercado. 

Por otra parte, para los pertenecientes a ese nicho, el cual recibe dichas llamadas, se ha vuelto algo incómodo, tanto para los receptores como para los emisores. 

Normalmente parte de alguna mala experiencia vivida con alguna compañía que se aprovechó de ellos ofreciéndoles una cosa y al final les dio otra. Pagando precisamente los justos por los pecadores.

Te menciono 5 tips que pueden ayudarte a fortalecer tus llamadas de telemarketing:

1.- Prepara un guión base.- No tienes que recitar lo que vendes, simplemente ten a la mano una ayuda escrita que te sirva de guía para poder dirigirte con seguridad y propiedad ante el cliente potencial. Sigue los pasos.

2.- Practica.- Procura ensayar y practicar el mayor tiempo posible para ayudarte con la fluidez de las llamadas telefónicas. Entrena cada escenario posible de cómo pudiera contestarte la persona al otro lado de la línea.

3.- Infórmate.- De suma importancia será que conozcas lo más posible de la persona a la que le llamas. No para que ella se entere, sino para poder saber cómo tratarla e incluso qué ofrecerle. No se trata de crear pánico, sino de “adivinarle” el pensamiento o su necesidad.

4.- Cuida tu actitud.- El cómo te sientes también lo transmites por teléfono. Por lo que te recomendaría sonreír en cada llamada. Incluso una sonrisa, la seguridad y la confianza pueden percibirse del otro lado y cambiar la perspectiva del que contestó.

5.- Mantente positivo.- La parte más difícil, pues con tantas llamadas e incluso tantos rechazos, probablemente tu ánimo decaiga. Así es que tienes que fortalecerte y seguir. Recuerda que no eres tú el que causa el rechazo, sino las experiencias pasadas del cliente. 

No me queda más que recordarte que, independientemente de lo mencionado anteriormente, tienes que conocer a la perfección el producto que ofreces. Nunca le mientas a tu cliente, lo que ofreces es lo que vendes. Cerciórate de que se entendió perfectamente lo que ofreciste, repítelo de ser necesario. No vaya a ser que paguen los justos… por vendedores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios