18 de Noviembre de 2018

Opinión

PAN o el drenaje profundo

Los maderistas acusaron a Ernesto Cordero de malos manejos del presupuesto de la fracción, y éste y los suyos, a Madero de dar un golpe legislativo de Estado al destituirlo.

Compartir en Facebook PAN o el drenaje profundoCompartir en Twiiter PAN o el drenaje profundo

Un buen imbécil siempre 
echará la culpa a los demás. Florestán

La semana pasada fue horribilis para el PAN. Si alguien creía que la situación no podía empeorar después del cese de Ernesto Cordero como su coordinador en el Senado y el choque con Gustavo Madero, se equivocó.

Lo que pasa es que nadie contaba con la capacidad, no documentada hasta ahora, de ese partido de tirarse a lo más hondo del drenaje profundo.

Cuando Madero removió a Cordero para colocar a un incondicional Jorge Luis Preciado, parecía un tema cerrado, aún cuando nadie lo había superado.

Los maderistas acusaron al excoordinador de malos manejos del presupuesto de la fracción y éste, y los suyos, a Madero de dar un golpe legislativo de Estado al destituirlo.

Las primeras acusaciones, el martes pasado, sorprendieron a Cordero al frente de la interparlamentaria, en Madrid, desde donde respondió al tema de los aviadores, que negó. 

Y su vicecoordinador administrativo, Jorge Luis Lavalle, responsabilizó a Preciado de haber repartido 430 mil pesos a los 38 senadores del PAN, por lo que lo cesó y dijo que Cordero lo había autorizado, volviéndolo a rechazar.

El miércoles 19, Preciado dijo que todo había sido un error y por un error, se repartieron 16 millones de pesos. Ese mismo día se reunieron los 23 senadores corderistas para modificar los estatutos de su bancada, que desconoció el CEN panista, y nombrar tesorero a Francisco Domínguez, quien el jueves 20 tomó posesión de las instalaciones en la Torre Azul, a lo que respondió Preciado con una denuncia penal por despojo y la clausura de esas oficinas.

Todo esto se dio en medio de una tregua preelectoral de silencio, que duró 35 minutos, y tras la que el senador Roberto Gil Zuarth hizo el mejor diagnóstico de esta guerra: no podemos seguir abonando, dijo, el conflicto.

Y ya sabemos la materia prima del abono, la misma que andan esparciendo desde que encendieron el ventilador azul.

Pero la siguiente entrega será el 8 de julio.

Retales

  • 1. VISITA. Está en México el expresidente Felipe Calderón. No tiene ninguna actividad pública, pero sí encuentros privados con los suyos y un tema: el PAN;
  • 2. VIAJE. El gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, en medio de la crisis del bloqueo carretero y del acueducto, asistió en París a una reunión de alto nivel: el air show, y viajó a Roma para otra grave encomienda: entregar en el Vaticano una invitación para que el papa Francisco visite Sonora. Si cada gobernador va a ir a Roma con su invitación…; y
  • 3. RETRASO. Una de las estrategias que sopesa el grupo que rodea a Gustavo Madero es posponer hasta febrero el relevo de la dirigencia del CEN panista, para reducir la exposición de su más claro adversario en esa otra batalla: Ernesto Cordero. 

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios