17 de Octubre de 2018

Opinión

Para seguir amándonos

El crecimiento personal nos posibilita concretar una relación de pareja amorosa, armoniosa y duradera.

Compartir en Facebook Para seguir amándonosCompartir en Twiiter Para seguir amándonos

Recuerdo cuándo y cómo nos casamos, lo que no recuerdo es por qué.- Anónimo   

Para construir una relación de pareja exitosa hay que trabajar continuamente el propio conocimiento y crecimiento. Para acceder a ese conocimiento hay que zambullirse en las profundidades de uno mismo para conocer, conquistar e integrar las áreas interiores que aún nos son desconocidas y así lograr la plenitud de nuestro ser. 

El crecimiento personal nos posibilita concretar una relación de pareja amorosa, armoniosa y duradera. Si no se hace ese contacto íntimo para mejorar, seguiremos en proyectos amorosos que no se realizan o fracasan. Esta situación se repetirá mientras no asumamos responsablemente las carencias que nos limitan. 

¡Basta de quejarse y echar culpas! Hay que aplicarse a descubrir y promover en nosotros cualidades y habilidades que son poco frecuentes actualmente. Procurar ser una persona creativa, disciplinada, positiva, versátil, que recuerda experiencias y es leal a sus valores. 

En el enamoramiento pasamos juntos algunas horas, nos mostramos los mejores ángulos a fin de impresionar y quedar bien con el otro; es ¡maravilloso!, pero cuando lo cotidiano entra de lleno y se hace real el proyecto de vida en pareja, el sentir amor resulta insuficiente, ya que se requiere que el compañero/a traduzca ese sentimiento en hechos concretos, como evitar actitudes egoístas y defensivas, expresar de múltiples maneras que él/ella es lo más importante, dedicándole tiempo y espacio; tomar en cuenta sus opiniones, considerarse mutuamente en la toma de decisiones; compartir los bienes económicos y ser flexible y tolerante al abordar los conflictos. 

Creemos que amar es únicamente un sentimiento cuando, en realidad, es una  forma de actuar, un modo de vida. Si esto se confunde, el proyecto amoroso se trunca porque sus cimientos son las acciones que mantienen vivo el amor. Amar es verbo, implica acción. Es imprescindible el compromiso, responsabilidad, consciencia e iniciativa y dinamismo. El sentimiento sin acciones es pasivo y mediocre, languidece y muere. 

Recordemos los grandes esfuerzos hechos para conquistarnos durante el enamoramiento y qué triste es pasar a la indiferencia o a un rechazo mutuo por no haber alimentado con actitudes y acciones el sentimiento amoroso.  

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios