24 de Septiembre de 2018

Opinión

Para un futuro mejor…

En este primer artículo del año, quiero compartirle diez acciones para asegurarnos un mejor futuro...

Compartir en Facebook Para un futuro mejor…Compartir en Twiiter Para un futuro mejor…

Al inicio de mi vida laboral, allá por 1982, mi superior me indicó que le preparara su vehículo, pues saldría de viaje; como flamante “jefe” que yo era, instruí a mi subalterno a ejecutar la instrucción recibida.

Al regreso de su viaje mi superior me llama a su oficina y me pregunta: ¿qué instrucción te di para mi viaje?

Le referí las instrucciones que me dio y las decisiones que había tomado al respecto; se quedó pensando unos segundos y me dijo: cuando a ti te dé una instrucción que tenga que ver con mi seguridad, quiero que la ejecutes solamente tú, y agregó: la presión de las llantas me las dejaron en 70 libras y casi me mato en carretera.

Pensé, a mis veinticuatro años, @$%&10 viejillo, cómo cuida su pellejo; sin embargo, después de más de tres décadas a la fecha, he aprendido a cuidar y valorar mi propio pellejo, y a ver reflejada en el futuro cada una de mis acciones.

Sé que es amplia la gama de lectores de esta columna y que coincidiremos sobre las acciones a emprender para una vida mejor a la edad de nuestro retiro; por ello es que, en este primer artículo del año, quiero compartirle diez acciones para asegurarnos un mejor futuro.

Primera: planifique y decida desde hoy cómo desea pasar el resto de sus días a partir de que cumpla setenta años de edad.

Segunda: defina qué es lo que debe  hacer desde hoy para crear condiciones de vida que le aseguren solidez y solvencia económica.

Tercera: nunca piense que lograr su solidez financiera le será fácil y sencillo.
Cuarta: considere que siempre habrá circunstancias que, al ocurrir, lo alejarán de su propósito o lo retrasarán.

Quinta: si su ingreso futuro dependerá de lo que reciba vía pensión, sepa desde ahora que las aportaciones que usted, su patrón y el gobierno hagan nunca serán suficientes para su bien vivir y que invariablemente deberá ahorrar, separadamente, no menos del 10% de su ingreso.

Sexta: labore y cotice al menos cuarenta años con el salario más alto posible; si deja de  cotizar, siga aportando a través de la Continuación Voluntaria.

Séptima: si a futuro se convierte en trabajador independiente, siga cotizando en la Continuación Voluntaria.

Octava: diversifique el destino de su ahorro, gaste menos de lo que gane y procure constituir capital en bienes raíces.

Novena: nunca piense que el buen momento por el que ahora o en el futuro esté pasando será eterno; todo puede cambiar de un momento a otro.

Décima: recuerde que nuestra pensión siempre estará en la cima de una montaña y que para llegar a ella no hay camino recto, fácil ni cómodo, sino que tiene que luchar con todas sus fuerzas para lograr su propósito.

Muy agradecido por la atención que brinda a mis artículos; salud y bienaventuranza en este 2016.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios