16 de Noviembre de 2018

Opinión

Para una vejez digna…

El 87% de los pensionados en este país reciben en promedio mensual de uno a dos salarios mínimos como pensión, cantidad que a todas luces resulta insuficiente para una vida digna

Compartir en Facebook Para una vejez digna…Compartir en Twiiter Para una vejez digna…

El sistema de pensiones en México se inició en 1943, con la publicación en el Diario Oficial de la Federación de la Ley del Seguro Social (LSS), ley que preveía en su articulado el derecho de los trabajadores al disfrute de una pensión por un Riesgo de Trabajo (RT), Invalidez, Vida, Cesantía en Edad o Muerte (IVCM).

Con la entrada en vigor de la nueva Ley del Seguro Social, el 1° de julio de 1997, se reestructuraron los seguros y los que generan pensión quedaron de la siguiente manera: Riesgos de Trabajo (RT), Invalidez y Vida (IV), y Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCV).

Con la nueva LSS, las cuotas y aportaciones de los seguros de RT e IV siguieron siendo  administradas por el IMSS y las del seguro de RCV pasaron a control de las Afore, aunque el Seguro Social continuó conservando la facultad de efectuar los cálculos y autorizar la entrega de las pensiones, cuando así corresponda, previo cumplimiento de los requisitos legales.

Desde el 1 de julio de 1997, las Afore son las encargadas de llevar el registro y control de las cuotas y aportaciones obrero-patronales y del gobierno, así como de las acciones en que se convierte el ahorro de los trabajadores, y de vigilar la inversión que de dichos recursos hacen las Siefore, con el fin de incrementar el ahorro a través de los rendimientos que obtengan.

Le comentaba la semana anterior que el 87% de los pensionados en este país reciben en promedio mensual de uno a dos salarios mínimos como pensión, cantidad que a todas luces resulta insuficiente para una vida digna, cómoda, segura, tranquila, solvente e independiente, debido al bajo nivel de aportación y a que la clase trabajadora menosprecia el sistema de pensiones que tiene y no le ha caído el veinte de que corresponde a ella crear las condiciones para una vejez más digna.

Es común que muchos trabajadores sigan esperanzados a que el gobierno les resuelva sus circunstancias de vida y, mientras esperan, jamás se preocupan por ahorrar algo en su Afore.

Nuestro sistema de pensiones, aunque de momento es estable, ya no da para más y para muestra basta un botón: cheque el dato siguiente: en 1943 había veintiséis trabajadores activos por cada pensionado; en el año 2013 eran solo cinco; y en el año 2035 serán sólo dos trabajadores activos por cada pensionado. 
¿Cómo la ve?

La única alternativa viable para una vida y vejez digna, segura e independiente es ahorrar a través de Aportaciones Complementarias de Retiro, no deducibles, en la cuenta individual que le administra la Afore que le de los mejores rendimientos. 

Para orientación específica, envíe su pregunta a http://sipse.com/miretiroypension; si su necesidad es de consultoría y asesoría amplia y detallada, contáctenos en [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios