20 de Septiembre de 2018

Opinión

Pátina blanca fue mi corazón

Estas cosas deberían normarse como el PAN quiere hacer con la marchas para que sean de 11 a 6.

Compartir en Facebook Pátina blanca fue mi corazónCompartir en Twiiter Pátina blanca fue mi corazón

Donde escribimos una página de amor. Es lo que cantaba Tolsá mientras acicalaba el rostro de Carlos IV trepado en un cuadrúpedo, un conocido sátrapa de la zona de influencia ibérica que, al parecer, según cuentan sus exégetas de nuevo cuño, era como persona peor que conductor de monster truck, médico que deja a mujeres parir en la calle e impartidor de justicia en Guanajuato en temas de violencia de género juntos. Quizá por eso el artista afamado por sus portentos dejó a la llamada justicia divina la misión de que un día, 200 años después, unos restauradores dejaran el verdadero rostro del canalla como gemelo del Fabiruchis.

Ciertamente el artista no hubiera deseado que su obra hubiera quedado rechinando de limpio gracias a los buenos oficios de la burocracia mancerista y a su capacidad para contratar unos inútiles que hicieron lo que ni los orcos anarcos ni los granaderos en tachas hubieran querido hacer.

Una cosa que solo puede ser comparada con el dudoso caso del campeón Juan Manuel Márquez, cuyas cuentas han sido congeladas, porque dice Hacienda que no paga impuestos y él dice que es un malentendido. Pobre, en vísperas de su pelea por la que cobrará sepetecientos millones de dólares, descubre que sus chones adornados con el logotipo del PRI no lo blindaron contra el SAT. A ver si no acaba como Lupita D’Alessio por creer en las promesas del partido tricolor.

Claro, no faltará quien diga que todo fue planeado para que la opinión pública se distrajera del extraño acto de magia política que hizo desaparecer misteriosamente a la Feria Internacional del Libro del Zócalo. Lo malo es que para revivirla, lo único que se le ocurrió al doctor Mancera fue que no quería organizar la feria porque en estos días llueve mucho. Mejor hubiera alegado que Chepo de la Torre que era su asesor externo, o cuando menos del ex góber de San Luis Potosí, Marcelo de los Santos, que, después de sus desfalcos, en vez de entambarlo nomás me lo inhabilitaron del servicio público.

Estas cosas deberían normarse como el PAN quiere hacer con la marchas para que sean de 11 a 6 —pero en la noche, supongo— y sin insultos, lo cual suena poco patriótico. Aunque los panistas quieren que las manifestaciones sean como pompas fúnebres con misa de cuerpo presente y todos vestidos de traje largó y chistera para manejar la monster truck, yo me conformo con que dejen un carril libre.

Pátina blanca fue mi corazón.

www.twitter.com/jairocalixto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios