24 de Septiembre de 2018

Opinión

Los Patrón

En Yucatán hay fuertes señales de que el grupo de Gamboa Patrón está posicionándose a tal grado que puede operar para que su hijo Pablo acceda al Gobierno del Estado.

Compartir en Facebook Los PatrónCompartir en Twiiter Los Patrón

En la administración del panista Felipe Calderón Hinojosa, los gobernadores del PRI en sus estados tenían bien medido al presidente de la República para que no interfiriera, sobre todo en materia de transparencia y seguridad, en donde aquéllos mandaban.

Muchas veces Felipe Calderón denunció que no había colaboración de los gobiernos estatales con la Federación y que inclusive saboteaban las acciones que en materia de seguridad trataba de establecer el panista en la guerra contra los cárteles del narcotráfico. Los mandatarios estatales cobraron gran fuerza, que se vio plasmada en las participaciones económicas que se les asignaban desde la Cámara de Diputados, sobre lo cual hay denuncias de desvíos de millones de pesos. No había voluntad para fiscalizar los recursos.

En ese entonces el yucateco Emilio Gamboa Patrón buscó infructuosamente la presidencia nacional del PRI y terminó atrincherado en la CNOP, ya que los mandatarios estatales no lo apoyaron, pero sí impulsaron al gobernador de Coahuila Humberto Moreira -quien tiene denuncias por mal manejo de miles de millones de pesos- y cuando vino a Yucatán le organizaron un evento que encabezó la gobernadora Ivonne Ortega.

Ese día Moreira llamó “La reina de los gobernadores” a Ivonne Ortega y le agradeció su apoyo. El tiempo pasó y hoy seguimos viendo a un poderoso Emilio Gamboa Patrón como jefe de la bancada de senadores, cabildeando la agenda política con el presidente.

En Yucatán hay fuertes señales de que el grupo de Gamboa Patrón está posicionándose a tal grado que puede operar para que su hijo Pablo acceda al Gobierno del Estado. Un ejemplo de cómo los apellidos pesan en el PRI es Alejandro Murat, designado candidato de unidad en Oaxaca, a pesar de ser notario público en el Estado de México.

El impulso a Pablo Gamboa Miner se manifiesta entre los operadores políticos en varias delegaciones federales como Miguel Enríquez en la Sedesol, Omar Corzo en la Procuraduría Agraria, Pablo Castro en Sagarpa, en la Comey con Clemente Escalante Alcocer y en el sistema Conalep con su director general Manuel Carrillo.

Los Patrón tricolores saben que los integrantes de la “oposición responsable” -los del PAN- no cuentan con figuras duras y fuertes para darles batallas en la próxima contienda federal, pero sí les preocupan dos nombres: sus primos Patricio Patrón Laviada y la hermana de éste, Cecilia, directora de Desarrollo Social en la Comuna meridana.

Ya se empieza a rumorar que empresarios y gente de la sociedad civil buscaría al ex gobernador Patrón Laviada y empezaría a construir el proyecto político para que vuelva al Palacio Municipal. Los únicos que se opondrían son quienes han vivido del presupuesto azul y neo empresarios que en los últimos años han realizado negocios con las administraciones albiazules.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios