21 de Septiembre de 2018

Opinión

Peña Nieto y los funerales de Chávez

A las palabras se las lleva también el viento. Florestán

Compartir en Facebook Peña Nieto y los funerales de ChávezCompartir en Twiiter Peña Nieto y los funerales de Chávez

En tiempos del presidente Vicente Fox la relación con América Latina fue un desastre. No rompió con más porque ya no había con quién.

En el caso de Fidel Castro queda como referente chusco y vergonzoso el comes y te vas que lo exhibió como un mentiroso, pues Fox declaró que nunca le pidió al cubano que se fuera de la cumbre de la ONU de Monterrey, en marzo de 2002, y el comandante lo desnudó al dar a conocer las grabaciones donde, efectivamente, le pedía que se fuera.

Esto provocó una crisis tal que expulsó al embajador de Cuba en México y a sus dos principales operadores, sellando en secreto de Estado las razones.

Con Hugo Chávez, en una Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata, terminó insultándolo y el venezolano tachándolo de lacayo del imperialismo, llevando las relaciones al borde de la ruptura con el retiro de los embajadores.

A partir de ahí y diría de antes, en el tramo final de Ernesto Zedillo cuando en otra Iberoamericana, en Panamá, reclamó a Castro la falta de libertades y democracia, la presencia de México en la región se fue diluyendo hasta desaparecer.

Felipe Calderón hizo algunos intentos por recuperarla, pero no le alcanzó.

Por eso hay que destacar la decisión personalísima del presidente Peña Nieto de acudir mañana a los funerales de Hugo Chávez, en Caracas, a pesar de algunas voces que le pedían que no lo hiciera.

Y aunque no será una visita fácil, Peña Nieto va a este encuentro con la región olvidada en momentos en que a la muerte del presidente de Venezuela y el fin de la gestión de Lula da Silva, los liderazgos en América Latina se han diluido.

Y no se trata de asumir ese rol, sino de recuperar una presencia, perdida, y que a la vez, sirva de contrapeso que equilibre nuestra singular guerra fría que es la relación con Estados Unidos.

retales

1. ¿OMISIÓN? La denuncia que el gobierno de Arturo Núñez presentó en la delegación de la PGR en Tabasco, acusando al gobierno anterior de robarse mil 900 millones de pesos, será turnada directamente a la Unidad Especializada en la Investigación de Delitos cometidos por Servidores Públicos. Pero el documento no trae el nombre de su antecesor, Andrés Granier, que será el siguiente;

2. DESDÉN. Aún no se entiende por qué el coordinador de los diputados del PAN, Luis Alberto Villarreal, se negó a hablar en la ceremonia del Día de la Bandera, el 24 de febrero en el Zócalo. La noche anterior mandó decir que no era segundo plato de nadie. Y le dejó todo el escenario al coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa; y

3. ANFIBIO. Guillermo Ruiz de Teresa apenas había tomado posesión de ASA, cuando lo pasaron a la coordinación de Puertos y Marina Mercante de la SCT. Es decir, del aire al mar. Su relevo en ASA es el experimentado Gilberto López Meyer. 

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios