19 de Noviembre de 2018

Opinión

Pepi, Luci y Bom y otro

Quizá la única manera de que Mancera se aliviane sería yéndose en friega a Túnez a rescatar a Mina.

Compartir en Facebook Pepi, Luci y Bom y otro Compartir en Twiiter Pepi, Luci y Bom y otro

O sea, está bien que no sea experto, pero el senador San Mr. Bean Cordero no debería andar diciendo que no entiende las reformas a las telecomunicaciones (de seguro supone que el  must offer & must carry es un bar en Santa Fe), que por eso se va a tomar su tiempo para ver si pone Cablevisión, Dish o Sky en su casa. Con razón la Chepina le ganó la candidatura y por eso los priistas le están comiendo el mandado. Es como si él fuera el IMSS y los choznos de don Plutarco le estuvieran pasando incapacidades sin necesitarlas, cual jugadores del Atlas. 

Ya por lo menos que el emisario del pasado calderonista les haga a los priistas la Justinocompean-señal que el culto directivo de la Femexfut aplicó a su llegada a Honduras. 

Así como están las cosas, Cordero debe creer lo que dice aquel experto de la Universidad Popular Autónoma de Puebla, en el sentido de que la mota vuelve homosexual a la gente. Si fuera así, la patria yanqui sería la Jaula de las locas. 

Nomás por eso le deberían de rebajar el sueldo como a Mancera, al que le descontaron unos días por haberse ido al Vaticano y dejar que su oficina de prensa dejara entrever que se había ido a saludar al Papa a acostillas de la Santa Sede. Ya el escándalo está hecho; quizá la única manera de que Mancera se aliviane sería yéndose en friega a Túnez a rescatar a Mina, esta chica condenada por una fatwa a ser latigueada y lapidada por haber subido al Facebook una foto suya con los pechos descubiertos y la leyenda “Mi cuerpo es mío y de nadie más”. 

Eso, o que en vez de andar de monaguillo de Francisco le hable al oído a Carlos Slim para no que se vaya a pasar de lanza con los precios para ver los Olímpicos de Brasil ahora que compró los derechos para la transmisión latinoamericana. Algo que a sus competidores los debió dejar patidifusos con todo y telebancada. Digo, luego de esto a quién le importa el must carry-must offer.

O el triste destino del fuero, que ya vale menos que las reservaciones de los spring breakers. Yo digo que para que tenga chiste ser góber o diputeibol, que se retire el fuero luego de tres escándalos de El Torito, corrupción o estupro. 

Solo espero que a la mera hora no se caiga la transmisión de la final de los 100 metros planos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios