11 de Diciembre de 2017

Opinión

Perdón

Aunque todos nos quejamos de los asesores y creativos, tengo la esperanza de que la mayoría de estas campañas no fueron hechas por profesionales, sino por ocurrentes.

Compartir en Facebook PerdónCompartir en Twiiter Perdón

El otro día estaba navegando en la red cuando me encontré con un artículo titulado: 30 razones por las que las elecciones 2015 son un chiste (puede encontrarlo en internet con ese nombre). En el listado están los anuncios en el cine, la transformación de canciones famosas en canciones de campaña; los videos de esas canciones; los artistas y deportistas venidos a candidatos; eslogan y anuncios varios; extractos de discursos; y otras joyas más.

Después de leerlo me dio mucha pena el bajo nivel que tuvieron estas campañas. Siento una terrible necesidad de pedirle a usted, lector y elector, una disculpa a nombre de todos los asesores políticos profesionales que existimos en este querido país, que pretendemos darle a la política y a los procesos electorales un nivel de altura, privilegiando el convencimiento consciente y sustentado sobre el acarreo de masas.  

Y es que actualmente un asesor es, desde un aviador que no hace más que codearse con los altos mandos y cobrar, hasta un profesional que se informa y aconseja a su cliente, así que cualquiera puede tomar el puesto, lo que nos dificulta la labor.

Una vez me citaron a una reunión con el equipo de estrategia (dos personas más) para que yo me integrara.

Una de las “estrategas” me alegó que todo era un asco y que la institución estaba muy mal, de acuerdo con una exhaustiva investigación que, según ella, había realizado (me dejó muy claro que llevaba meses trabajando en eso). Mi única pregunta fue: “¿Cuál es la metodología que usaste para la investigación?”. Su respuesta fue: “¿Cómo que metodología? ¡Si yo revisé personalmente todas las fotos!”. Dígame usted, ¿así cómo les ayuda uno? 

Hace algunos años, me preguntaba una persona si no me daba algún remordimiento el ser cómplice de las cochinadas que se hacían en política. Mi respuesta fue: No soy ingenua, sé que en la política, como en todos los rubros, hay gente honesta y gente que no lo es. Soy muy afortunada por tener la posibilidad de aconsejar a mis clientes para hacer cosas buenas y que cambien vidas. Así, de poquito en poquito, contribuyo para que tengamos un mejor país. Sigo pensando lo mismo y sé que hay muchos colegas que piensan igual, los profesionales, los estrategas y asesores de verdad. Y cuando uno encuentra que el cliente o la empresa en la que trabaja ya perdió el camino y se olvida del sustento para privilegiar la apariencia, es mejor separarse. 

Así, aunque todos nos quejamos de los asesores y creativos, tengo la esperanza de que la mayoría de estas campañas no fueron hechas por profesionales, sino por ocurrentes. Si, ya sé que son fuertes declaraciones, pero no por eso dejan de ser verdad.   

Chisme de elección: Se nos acabó el veinte, gracias a Dios. Retomaremos estos chismes en tres años. ¿O le cambiamos el nombre a Chisme de pasillo?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios