21 de Octubre de 2018

Opinión

Perfil de una primera dama

Las primeras damas, es decir las mujeres que se encuentran al lado de cada hombre de poder, cada vez están obligadas a jugar a un papel más destacado en la actividad política...

Compartir en Facebook Perfil de una primera damaCompartir en Twiiter Perfil de una primera dama

Las primeras damas, es decir las mujeres que se encuentran al lado de cada hombre de poder, cada vez están obligadas a jugar a un papel más destacado en la actividad política, así lo exigen los tiempos modernos. La igualdad y la paridad de género encaminadas al empoderamiento de la mujer no pueden estar completas sin la representación activa y destacada de las esposas de los políticos mexicanos que gobiernan este país, tradicionalmente reducidas al rol de simples figuras decorativas.

De los siete aspirantes a la gubernatura de Quintana Roo, es Mauricio Góngora, alcalde de Solidaridad, quien más se ha beneficiado del activismo propiciado por su esposa, Cinthya Osorio, primera dama que no sólo ha rendido meritorios resultados como presidenta honoraria del sistema municipal DIF en Playa del Carmen; sino que además su simpatía y liderazgo personales se traducen en un activismo intenso y constante a favor de las pretensiones de su cónyuge. 

Su papel de promotora incansable de la obra de gobierno de Mauricio Góngora, con un manejo profesional en las redes sociales, se ha convertido en un rasgo característico de la señora Cinthya Osorio, orgullosa de su familia y de su esposo. La sensibilidad para atender con especial empeño el rubro de la asistencia social en favor de los sectores desprotegidos del municipio de Solidaridad es su principal carta de presentación. Su actitud proactiva no es ensayada; la heredó de su progenitora, Alma Rosa Rosas, una mujer de carácter fuerte, inteligente y dinámica que llegó a Cancún en los primeros años de su fundación. A principios de la década de los años 80s, fue electa líder de la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado (FTSE), donde desplegó un trabajo importante por lograr mejores prestaciones laborales para los burócratas. En 1987 rindió protesta como regidora del Ayuntamiento de Benito Juárez y en 1993 se desempeñó como Directora de Gobierno.

Alma Rosa Rosas es una mujer de carácter fuerte y de decisiones irreversibles. Un día, a fines de los noventa, habló con sus hijos adolescentes, tomaron sus pertenencias y partieron a Playa del Carmen en busca de una mejor oportunidad de vida. Ahí se desempeñó como oficial del Registro Civil durante muchos años. Su hija, Cinthya Osorio de Góngora, es una primera dama que heredó su temple y determinación; lleva en las venas la política.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios