23 de Septiembre de 2018

Opinión

Perros con dueño

La fauna callejera en Cancún tiene una realidad incierta: autoridades desconocen la magnitud del problema...

Compartir en Facebook Perros con dueño Compartir en Twiiter Perros con dueño

La fauna callejera en Cancún tiene una realidad incierta: autoridades desconocen la magnitud del problema, asociaciones civiles dicen que es grave, y la población en general no pone tanta atención como se debería. 

Uno de los problemas principales es que no existen números que den certeza sobre la realidad que se vive, y muchas veces, se debe a esos perros con “dueño”.

A quién no le ha pasado que camina por alguna de las calles de Cancún y de repente escucha  un ladrido que se va acercando cada vez más y más, y cuando se da cuenta, es un perro, con collar y hasta plaquita con su nombre, el que quiere darle una mordida.

Se agacha, agarra una piedra, hace la finta de que le va a pegar y el perro retrocede y al final, entra a su casa, donde su dueño, despreocupado, lo ve con una sonrisa, algunas veces de gusto, al ver el susto que le causó su amigo canino.

Es ahí donde uno se da cuenta que existen muchos dueños de perros de “dientes para afuera”. Los adoptan, les dejan algunas croquetas o restos de comida en un rincón, junto a un plato con agua y verdín, y se olvidan de ellos.

Muchos problemas sociales inician en la irresponsabilidad; hay que recordar que en enero del presente año, un menor de tres años de edad fue atacado por un perro, el cual vale la pena mencionar, tenía dueño.

Una mascota es como un hijo, hay responsabilidades y obligaciones con ella, algo que hace falta regular en Cancún. En Estados Unidos, aquel que tiene una mascota y la abandona o por su irresponsabilidad, causa problemas como el del pequeño cancunense, termina pisando la cárcel, al ser considerado ese tipo de faltas, como delitos graves.

Es contrastante cómo en Cancún los carteles de “se busca”, motivados por mascotas extraviadas, tapizan algunas calles, mientras en otras zonas abundan dueños que no se responsabilizan de sus animales. 

Algunos adornan a sus mascotas incluso con ropa, otros sólo tienen a sus mascotas de adorno en sus techos y patios.

No estaría mal regular la adopción de mascotas de una forma más estricta, y a la vez, establecer castigos ejemplares para aquellos que no le dan el cuidado adecuado a éstas, ya que al igual que nosotros, son seres vivos. No se trata de humanizar a los animales, pero sí como personas, tener humanidad con ellos.

Tan sólo en época de vacaciones, las estadísticas del Centro de Atención Canina (CAC) en la ciudad reporta un promedio de tres denuncias por mordeduras de animales, ya que es en la temporada de descanso, cuando muchos se van de viaje y olvidan a sus mascotas en sus hogares, y ante la falta de alimento, éstas salen a la calle en busca de algunos bocados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios