13 de Diciembre de 2017

Opinión

¡Pisa fuerte sin zapatos!

Compartir en Facebook ¡Pisa fuerte sin zapatos!Compartir en Twiiter ¡Pisa fuerte sin zapatos!

Antes ya había hablado del tema que voy a tocar ahora pero creo que es bien importante que hagamos consciencia de cómo vamos viviendo nuestra vida.

 
Si de verdad entendiéramos la frágil y delgada que es la vida no sólo la valoraríamos más, si no que la disfrutaríamos al máximo.
No sabemos en qué momento las cosas cambiarán y de repente no estaremos, pero pues ese ya no sería problema nuestro, pues en todo caso que mas da lo que hayamos dejado inconcluso, en primer lugar si es importante que sobre todas las cosas valoremos lo que somos como personas, que nos cuidemos, que vigilemos nuestra salud, pues los descuidos o desinterés que tengamos hacia nosotros mismos, un día nos puede hacer que lo lamentemos mucho incluso un gripa mal cuidada o auto medicarnos, el pensar que a nosotros no nos puede pasar nada malo, a veces nos tratamos muy mal o nos descuidamos, pero las cosas las debemos hacer paso a paso, el querernos, cuidarnos y consentirnos es el primer paso para tener una comunión con nosotros mismos; el dejar de criticarnos tanto, que si la cana, que si la lonja, que si los ojos feos, que si .., Cualquier cosa nos parece mal en nosotros, ¡tache! 
 
A querernos y sobre todo a respetarnos, y si hay algo que dependa de nosotros cambiar para sentirnos mejor adelante, es parte del apapacho.
Ahora bien, ya estamos vigilando la salud, ya estamos viendo que con quién vamos a estar toda la vida es con nosotros mismos y que debemos aceptarnos, y sobre todo ¡respetarnos!... Muy bien Ahora, qué llevamos dentro, enojos, rencores, mentiras, hipocresías, tristezas, etcétera; lo que no sirva va para afuera, al olvido de las malas experiencias, sólo hay que tomar lo que nos sirva para crecer y ser mejores personas tira una tristeza y busca una alegría voltea a tu alrededor... ¿Puedes hacerlo? 
 
Esa ya es una alegría, estas aquí en esta vida llena de mil y un posibilidades para cambiar de rumbo las veces que sea necesario hacerlo, no hay límites para buscar lo que más te haga feliz, y sobre todo búscalo en ti, no esperes que nadie más lo haga por ti esa es sólo tu responsabilidad, y bueno esos son algunos pasos para estar bien nosotros, pero y qué pasa con los demás porque sí.
 
De alguna manera influyen en hacer que dentro de las personas busquemos complementos que nos hacen sentir bien al tenerles cerca, ¿y los demás? 
Por qué siempre pensamos en los que tenemos cerca, en los que conocemos, en los que nos caen bien, tenemos un mundo tan frío que podemos muchas veces leer tragedias ajenas y sólo decir que feo, ¡pobres! 
 
Pero de verdad nos tocan el alma, nos tocan la consciencia de darnos cuenta de lo que está pasando en el mundo en que vivimos, ahora te das cuenta que tenemos mucho qué hacer empezando por nosotros mismos. 
 
¿Hace cuánto que no haces un servicio social?; ¿Hace cuánto tiempo que no te sientas a observar las necesidades de los demás o lo que es peor, alguna vez lo has hecho? 
 
¿Te has puesto en los zapatos de alguien más?
 
Cuántas veces has leído que solicitan donadores de sangre y sigues buscando para mejor leer chistes, alguna vez has pensado que podrías necesitarla tú, y que suplicarías que los demás te dieran una mano...
 
Lo importante bueno o malo que hagamos se queda en esta vida, no sabemos cuando las cosas puedan cambiar por eso para caminar en esta vida hay que pisar fuerte y dejar huella, y de repente calza los zapatos de alguien más, pero también descálzate de vez en cuando y pisa hasta que duela, hasta que entiendas que ¡todos tenemos la misma necesidad!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios