12 de Diciembre de 2017

Opinión

Plenaria de senadores

El sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” siempre ha estado en el ojo del huracán, especialmente en los últimos años...

Compartir en Facebook Plenaria de senadoresCompartir en Twiiter Plenaria de senadores

El sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” siempre ha estado en el ojo del huracán, especialmente en los últimos años, cuando la delincuencia organizada lo infiltró y perpetró sonados ajustes de cuentas incluso en contra de directivos de la agrupación.

Se trata del gremio más grande en su tipo en el sureste del país. Con poco más de siete mil socios  14 mil “martillos” o choferes, el organismo impacta de manera directa en 84 mil personas que dependen de que alguien extienda la mano para solicitar los servicios de un taxi.

Se trata de un microcrosmos del Estado, una muestra de la pluralidad que existe en Quintana Roo, por lo que no es casual que, como ha ocurrido en diversas ocasiones, ese gremio sea decisivo en el resultado de procesos electorales. Y lo puede volver a ser el próximo año.

El ánimo de los taxistas ha decidido triunfos y derrotas del PRI, partido al que pertenece la agrupación y sus líderes, aunque no necesariamente la base. El universo de gente que depende de la prestación del servicio de alquiler de vehículos en Cancún es superior al de varias cabeceras municipales del Estado. Son muchos más que los habitantes de ciudades yucatecas como Valladolid y Tizimín, por ejemplo.

Por eso es importante cuidar cada detalle en procesos como el que se acaba de abrir para elegir a la nueva directiva que sustituirá a la que encabeza Oliver Heidelberg Fabro.

Cualquier error, cualquier descuido puede provocar heridas entre gente de por sí muy sensible y contaminar un trámite de por sí complicado, precisamente por la gran pluralidad de la agrupación y el creciente interés por conocer el manejo de un organismo sui géneris, en el que la gran mayoría de sus socios no tiene acceso a la información financiera de las empresas que son propiedad del sindicato.

Por eso es importante que los operadores que han recibido el encargo de cuidar el proceso cumplan a cabalidad las instrucciones y no jalen agua a su molino, como ha ocurrido en el pasado.

Platea.- Él, o quién sea el próximo líder, recibirá una “papa caliente” con riesgos latentes, con muchos pendientes que deberá atender de manera inmediata tan pronto asuma formalmente el control de la organización a partir de 1 de enero próximo.

Lo principal es el adeudo de 140 millones de pesos al fondo de defunciones, el rubro que más ruido causa al interior de la agrupación, por supuesto, junto con la infiltración del crimen organizado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios