13 de Diciembre de 2018

Opinión

Plusvalías y minusvalías

Si al revisar su estado de cuenta observa un crecimiento negativo, no se asuste ni se espante...

Compartir en Facebook Plusvalías y minusvalíasCompartir en Twiiter Plusvalías y minusvalías

Cuando una Afore recibe el ahorro de un trabajador, lo registra en su cuenta individual e invierte de inmediato comprando acciones de las Siefore que administra; así, nuestro ahorro se convierte y conserva en acciones y no en pesos, como comúnmente creemos.

La eficiencia de cada Siefore para invertir los recursos puede corroborarse en el Indicador de Rendimiento Neto impreso en su estado de cuenta o consultando el portal de la Consar; desde hace cuarenta y nueve meses, es la información más confiable para la toma de decisiones en relación con su cuenta individual.

Es importante entender y comprender que el valor de las acciones, puede subir o bajar diariamente y que esa fluctuación recibe el nombre de plusvalía o minusvalía. 
Es plusvalía si el precio de la acción es mayor que el día hábil o periodo anterior; la minusvalía se da cuando el precio de la acción es menor en relación con el día hábil o periodo anterior.

Si al revisar su estado de cuenta observa que el rendimiento obtenido es menor comparado con el de otras Afore o tuvo un crecimiento negativo, no se asuste ni se espante, pues no significa que usted perdió dinero; solo expresa que el valor de sus acciones a cierto día tuvo una minusvalía.

Se puede comparar el comportamiento del valor de las acciones, con el precio de un dólar; por razón de su demanda -u otros factores- su precio no es estable, pero la tendencia a largo plazo es a incrementar su valor.

La inversión en acciones también es de largo plazo, por lo que su tendencia es a incrementar su valor en el tiempo, no obstante pueda tener minusvalías, tal como lo hemos visto con los fondos de inversión para el retiro, operados por las Siefore, desde que inició el Sistema de Ahorro para el Retiro, en julio de 1997.

Si observa en su estado de cuenta que el saldo de su ahorro para el retiro presenta minusvalía, no se asuste ni se espante, la baja en el precio de las acciones se debe a fluctuaciones normales en etapas de volatilidad financiera, como la que estamos atravesando en estos momentos; superada la etapa, el precio de las acciones normalmente tiende a presentar plusvalías significativas y a estabilizar de nuevo su valor. 

En épocas de turbulencia y volatilidad financiera, guarde la calma; entienda y comprenda que la circunstancia será pasajera; si entra en pánico y cambia de Afore, será lo mismo que vender su dólar -en este caso sus acciones- a un precio menor del que lo compró y, en consecuencia, sí perderá dinero.

La moraleja indica comprar acciones (invertir) cuando su precio es bajo y consérvelas (no vender), cuando su precio sea bajo también.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios