26 de Septiembre de 2018

Opinión

Pocas nueces con los nueve

En la primera impresión, Quintana Roo está del otro lado con su representación legislativa en la Cámara de Diputados y la de Senadores: nueve legisladores – tres de ellos plurinominales– del PRI, PAN, PRD y Verde Ecologista.

Compartir en Facebook Pocas nueces con los nueveCompartir en Twiiter Pocas nueces con los nueve

 

En la primera impresión, Quintana Roo está del otro lado con su representación legislativa en la Cámara de Diputados y la de Senadores: nueve legisladores – tres de ellos plurinominales– del PRI, PAN, PRD y Verde Ecologista. 
 
Ellos son, en el Senado: el ex gobernador Félix González Canto (PRI), Jorge Emilio “Niño Verde” González Martínez (PVEM) y Luz María Beristáin Navarrete (PRD). 
 
En la Cámara de Diputados: Román Quian Alcocer (PRI), Raymundo King de la Rosa (PRI), Lizbeth Gamboa Song (PRI, plurinominal),  Graciela Saldaña Fraire (PRD), Alicia Ricalde Magaña (PAN, pluri) y Gabriela Medrano Galindo (PVEM, plurinominal).
 
En lo numérico estamos en efecto ante una representación impresionante, ya que nunca en la historia nuestro estado había tenido tantas cartas, en un escenario de pluralidad comprobada.
 
Sin embargo, tal representación no ha sido del todo efectiva porque de entrada tres legisladoras tienen mente y corazón, puestos en el proceso electoral que se avecina, descuidando injusta e irresponsablemente sus tareas.
 
Graciela Saldaña Fraire y Luz María Beristáin Navarrete pretenden ser candidatas a las presidencias municipales de Benito Juárez y Solidaridad, mientras Alicia Ricalde Magaña anda haciendo campaña para inclinar la balanza a favor de su hija Atenea Gómez Ricalde, quien pretende ser candidata del PAN a la alcaldía de Isla Mujeres.
 
Los nueve están en la máxima tribuna legislativa del país, y tienen una oportunidad de ensueño para trascender, dejando enormes beneficios a la entidad. Sin embargo, gran parte de ellos está nadando de a muertito, dejando pasar el tiempo y metiéndose de lleno en el proceso electoral, como si no hubiese tareas prioritarias en la capital del país.
 
En el caso de Luz María Beristáin, ella sacó de la jugada a un peso completo de la política: Joaquín González Castro, “El Quino”. La ex dirigente perredista nos privó de un cuadro de tales dimensiones, coqueteando con la próxima candidatura. Imperdonable.
 
Graciela Saldaña se ha involucrado directamente en su campaña anticipada, ilusionada por el espejismo de la elección de julio de 2012, cuando el efecto López Obrador la impulsó hasta llevarla al triunfo, aplastando a Laura Lynn Fernández Piña (PRI-PVEM) y Marybel Villegas Canché, del PAN. 
 
De los priístas se sabe que Raymundo King de la Rosa y Román Quian Alcocer tienen su corazoncito, pero no han entrado de lleno en la inminente contienda, aunque tampoco han  hecho algo fuera de serie en la Cámara de Diputados, donde hay una agenda picante en extremo.
 
En tierra de ciegos, puede ocurrir que cierto ex gobernador sea el tuerto afortunado en el Senado de la República, donde el “Niño Verde” Jorge Emilio González Martínez es fiel a su estilo: nada de nada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios