18 de Septiembre de 2018

Opinión

Podemos recuperar los arrecifes, ¿o ya no?

Es un paraíso formado por la maravillosa naturaleza y el tiempo...

Compartir en Facebook Podemos recuperar los arrecifes, ¿o ya no?Compartir en Twiiter Podemos recuperar los arrecifes, ¿o ya no?

Es un paraíso formado por la maravillosa naturaleza y el tiempo. Los arrecifes de Quintana Roo, admirados en toda su magnitud en Cozumel y la Riviera Maya, son uno de los principales atractivos de la región, visitados por millones de turistas quienes conviven con la interminable diversidad de especies en esa barrera, considerada la segunda más grande del planeta. 

Un informe difundido hace pocos días por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), señala que estos arrecifes del Caribe podrían acabarse en 20 años aproximadamente debido a la desaparición del pez loro que los limpia, al arribo de especies depredadoras como el pez león y a moluscos muertos por supuestas enfermedades no identificadas. 

El informe activa nuevamente las alertas, sobre todo en esta región, donde miles de familias dependen de lo que sucede bajo el mar.  

Pero así como la naturaleza y el tiempo hicieron lo suyo, la mano del hombre, lo propio.
Hoy, la sobrepesca, la destrucción intencional o accidental, la explosión demográfica, el calentamiento global y la contaminación se convierten en las principales causas de que este paraíso esté en peligro.

Esta investigación en los arrecifes del Caribe, la más amplia hasta la fecha y respaldada por la Organización de Naciones Unidas, advierte que los intentos internacionales, la propaganda de concientización y los esfuerzos locales por adaptarse a tales circunstancias no resultan eficaces cuando se analiza la situación en detalle.

La realidad, critica el informe, es que desde 1980 ha desaparecido más de la mitad de la superficie ocupada por los corales en el Caribe.

Aún muchos recuerdan los encallamientos de navíos en Playa del Carmen y Cancún que han destruido vastas extensiones de corales, con pérdidas irreparables, aun cuando la autoridad asegura han impuesto millonarias multas a los culpables. No ha sido castigo ejemplar, pues se sabe que vehículos marítimos devastan corales con frecuencia sin recibir sanciones. 

Pese a ello, alienta la portavoz del informe, "los arrecifes del Caribe no son una causa perdida".

Se propone restricciones a la pesca, a la reducción de la contaminación, a regular la construcción en la costa y otros factores. Todos con buenas intenciones, pero algunos, por supuesto, inoportunos para quienes buscan construir a destajo y sueñan con poblar las islas caribeñas con los costos ambientales antes señalados.

En algunos países las autoridades han limitado o prohibido la pesca que afecta a los peces clave en la cadena alimenticia y han realizado esfuerzos dignos de admirar, como en Barbuda, donde transformarán un tercio de sus aguas costeras en reservas marinas.

En México, hay propuestas como “Iniciativa Arrecifes Saludables”, que solicitará al Gobierno de la República una ley que prohíba la pesca del pez loro, el ejemplar que limpia los corales y se encarga de mantener el equilibrio en este complejo ecosistema.

Pero no imagino a las autoridades atajando megaproyectos en la costa en una época en que la Riviera Maya prevé incrementar su oferta de cuartos de manera descomunal: En enero de 2013 se contabilizaron 40 mil 659, a finales de 2014 habría mil cuartos más y para el 2015 se proyecta tener otros cinco mil. El corredor tiene capacidad para construir hasta 20 mil habitaciones en los próximos 10 años.

En Solidaridad, los pronósticos señalan que habitarían más de medio millón en 2015 y casi un millón en 2050.

La construcción en la costa y la explosión demográfica (dos de las causas principales de esta tragedia) son “incontrolables” en este momento.

¿Qué podemos hacer?: Regular con mano firme en los otros renglones, como acabar con la pesca furtiva y supervisar la permitida, eliminar la contaminación, construir sin devastar manglares o dunas, declarar más áreas naturales y, sobre todo, respetar las ya existentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios