21 de Enero de 2018

Opinión

Por fin la reforma

El tema en materia de preponderancia era económico, es decir el que más ganancias obtiene obviamente tendrá que pagar más impuestos y será donde se pueda abrir más el mercado para la competitividad.

Compartir en Facebook Por fin la reformaCompartir en Twiiter Por fin la reforma

La madrugada del sábado, el Senado aprobó las leyes de telecomunicaciones y radiodifusión y las remitió a la Cámara de Diputados para revisión y aprobación, misma que a partir de hoy iniciará su discusión. Así nace la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y la del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Aunque la polémica por dicha legislación se situó sobre si las telecomunicaciones debían ser reguladas en preponderancia por sector o por servicio, se mantuvo la primera, destacando que fue el presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Gabriel Contreras, quien señaló que la Constitución así lo establece. Esto significa que se declara un actor preponderante en telecomunicaciones y uno en radiodifusión.

Respecto a la decisión, Néstor Ojeda mencionaba en su columna del sábado, en la sección nacional de MILENIO NOVEDADES, que el mercado de las telecomunicaciones se estima que tiene un valor de 34 mil a 50 mil millones de dólares, mientras que el de radio y televisión oscila entre 7 mil y 9 mil millones de dólares, por tanto, el tema en materia de preponderancia era económico, es decir el que más ganancias obtiene obviamente tendrá que pagar más impuestos y será donde se pueda abrir más el mercado para la competitividad.

Sobre las nuevas leyes de telecomunicaciones, usted puede consultar la página “La rueda de la fortuna” (Bitácora de economía y medios de comunicación), donde se presentan los documentos emitidos por la Cámara de Senadores, desde el registro de las votaciones de los legisladores hasta los boletines de las modificaciones.

Entre lo que queda establecido destaca la eliminación de la larga distancia (que entraría  en vigor el 1 de enero de 2015), la inclusión de lenguaje de señas, contar con servicios de subtitulaje o doblaje al español y lengua de señas mexicana en algún segmento de al menos uno de los programas noticiosos de mayor audiencia, así como el must carry y must offer.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios