22 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Por fin se van!

Los cancunenses están molestos. Problemas y carencias abundan en las últimas horas de una administración municipal que...

Compartir en Facebook ¡Por fin se van!Compartir en Twiiter ¡Por fin se van!

Los cancunenses están molestos. Problemas y carencias abundan en las últimas horas de una administración municipal que fracasó en temas importantes como la recoja de basura, la repavimentación y el bacheo, o la seguridad pública. 

Tras perder la elección en julio pasado, los perredistas dejaron de gobernar. La frustración de haber perdido casi todos los cargos en juego pareció desmotivar a equipos enteros, desde los titulares de área hasta quienes ostentan nombramientos simbólicos. No se vale. El compromiso, pero sobre el deber, es hasta el último minuto, tal cual juraron cuando rindieron protesta hace más de dos años.

El mismísimo presidente de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, -famoso en el país por el video en el que se ve cobrando millones a su antecesor-, puso el mal ejemplo al ofrecer “sinceras disculpas” por no cumplir las expectativas de los ciudadanos. Desde entonces, miles de subalternos dejaron de trabajar, entendieron el mensaje como despedida anticipada y comenzó la fiesta. 

No todos aceptan las disculpas, e incluso muchos se sienten ofendidos. En redes sociales divulgaron al instante mensajes como este: “Se va con yate, caballos y propiedades, pero deja baches y basura por toneladas”. Ha sido la constante.

Respecto al problema de la basura, la queja es entendible. Supermanzanas y regiones completas apestan a todo, enrareciendo el ambiente de por sí desaseado porque tras la campaña ya no pintaron parques, no limpiaron más las áreas comunes y los espacios públicos perdieron el interés de quienes buscaban multitudes.

El asunto es que aun cuando se anunció una solución parcial al conflicto de la recoja, hay manzanas completas por donde los camiones recolectores dejaron de circular sin aviso. 

Lo de los baches es peor. Tras los históricos aguaceros de los días 14, 15 y 16 de septiembre brotaron hoyancos y aparecieron desfondes. Es imposible transitar incluso por avenidas principales recientemente repavimentadas, lo cual exhibe más incompetencia. Decenas de taxistas han declarado que no salen a trabajar, aunque dejen de ganar, para no maltratar sus vehículos. Un panorama distinto perciben en talleres mecánicos y vulcanizadoras, donde se alegran porque el trabajo sobra.

En Seguridad Pública la tropa está inquieta. Han comenzado los cambios y las rotaciones, dejando descubiertas algunas regiones porque jefes de turno y de área, coordinadores y comandantes han perdido el poder. Como no es secreto que policías “colaboran” con bandas delictivas, se deduce que informan sobre aquellas sin seguridad, lo cual facilita el delito. Todo esto, en medio de rumores de que el jefe policial Jesús Aiza Kaluf fue detenido, pues hasta la tarde de este jueves 26 su paradero era conocido por muy pocos. Es decir, tanto delincuencia común como organizada están operando casi a placer.

En fin, un panorama triste que lamentablemente padecen también en Playa del Carmen y Chetumal.

Las autoridades que asumirán la próxima semana tendrán muchísimo trabajo. A estos tres enormes problemas, habrá otros como el reacomodo administrativo, los despidos, los números poco claros, las auditorías y deudas acumuladas. Lo más probable es que se les vaya el resto del año sacando cuentas y comiencen a gobernar en serio el próximo enero, como ha sido costumbre. 

Mientras tanto, los ciudadanos seguirán sufriendo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios