15 de Diciembre de 2018

Opinión

Por Piedad Producciones

El monólogo “El Final”, es una puesta exquisita que transita en el delirio de un viejo y todas sus tablas: las que poéticamente lo acompañan en el escenario del teatro el Galeón.

Compartir en Facebook Por Piedad ProduccionesCompartir en Twiiter Por Piedad Producciones

Por Piedad Producciones es una agrupación teatral fundada en 1999 en México. Después de doce años de trabajo ininterrumpido, se mudan a Nueva York con el fin de crear un puente artístico con la Urbe de Hierro.  En ese país han generado importantes proyectos como “Hecho en México”. 

El año pasado que estuve en Nueva York, platiqué con la productora Ana Graham sobre las formas de producción entre ambos países, al respecto, Ana dice: Aquí he aprendido a hacer las cosas más organizadas, y también he aprendido cómo se hacen las cosas en México. Ahí son tres instituciones a las que hay que pedirles el apoyo para producir. Una vez que tenemos el recurso, podemos hacer el teatro que queremos hacer.  

En cambio aquí, está más comprometido el teatro por la manera en que obtiene sus fondos, que es a través de los privados. Primero está limitada por la visión y luego tiene que ser  complaciente con los productores. Los riesgos que pueden tomar son mucho menores, porque si no les gusta a ese grupo de personas pueden correr al director de esa compañía. Tienen que ser complacientes con el público, eso no es así en México, no tenemos necesidad de ser complacientes con el público ni con el Estado ni con el gobierno.

El pleito es con el recurso. Aquí hay mucho más recurso pero también más competencia, en México no, ahí nos concentramos en dos o tres becas y usamos el resto del tiempo en el trabajo creativo. He aprendido mucho en cuanto a la organización de la producción. Hay cosas aquí que no hay en México; aquí tú eres quien dices que eres. Si te abren la puerta te la abren muy bien. No son tus amigos. En México hacemos que las relaciones de trabajo también sean de amigos, aquí no, aquí se establecen relaciones de trabajo y eso pone en orden las cosas. Lo que hacen como dioses es mercadotecnia y difusión, la publicidad llega, basta con que vayas a una obra y des tu mail, recibes la publicidad de todas las obras.

Ahora me reencuentro con Ana en el D.F.,  en el estreno de su primera obra como directora, con un texto de Beckett y un actor extraordinario como Arturo Ríos para interpretar el monólogo “El Final”, una puesta exquisita que transita en el delirio de un viejo y todas sus tablas: las que poéticamente lo acompañan en el escenario del teatro el Galeón. 

Encuentro en Ana Graham y todo su equipo largas andanzas teatrales, su decisión de moverse a Nueva York es sólo una metáfora de las necesidades que tienen para crear y crecer con otros lenguajes y en otros lugares; por fortuna, a donde sea que vayan, consiguen hacer del terreno teatral un espacio fértil e iluminado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios