24 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Por qué defender y preservar las semillas criollas?

Tan importante ha sido el cultivo agrícola para nuestra historia, que se nos identifica con las semillas.

Compartir en Facebook ¿Por qué defender y preservar las semillas criollas?Compartir en Twiiter ¿Por qué defender y preservar las semillas criollas?

Retomamos aquí valiosas ideas de Atilano Ceballos Loeza, director de la Escuela de Agricultura Ecológica U Yit’s Kan, asentada en Maní,  sobre el uso de semillas criollas, que nos dan identidad porque han estado en nuestro planeta mucho antes que nosotros.

En Mesoamérica el sagrado maíz le da rostro y corazón a nuestros pueblos. Y junto al maíz, otras tantas plantas que hoy forman parte de nuestra dieta.

Tan importante ha sido el cultivo agrícola  para nuestra historia, que se nos identifica con las semillas. Las semillas criollas son nuestra tarjeta de identidad, son el ADN de nuestros pueblos.

Muy al principio ellas nos hicieron personas, pueblos, culturas, lenguas, celebraciones y hoy  están amenazadas, requieren de nuestro compromiso para defenderlas y no perderlas. 

Una de las grandes cualidades del maíz criollo es que es más resistente y ha logrado sobrevivir durante siglos. En esta guerra desigual, las semillas criollas son nuestras municiones, nos servirán para restablecer la dignidad arrebatada, la soberanía vulnerada y la fecundidad marchita de nuestra Madre Tierra. 

Además, las semillas criollas generan sostenibilidad, así lo han demostrado a lo largo de su historia los pueblos originarios de estas tierras. 
  Por muchísimo tiempo, las naciones originarias de estas tierras amerindias nos demostraron que su vínculo con las semillas nativas les ayudó para traspasar las fronteras del tiempo y del espacio.

Para crear una industria, los campesinos y campesinas han sido despojados de sus saberes y de sus semillas y territorios. Una forma de apropiarse de las semillas de los campesinos ha sido a través de nuevas tecnologías de fitomejoramiento.

El resultado de estas variedades “mejoradas” ha sido un menor valor nutritivo, la contaminación al medio ambiente y la sustitución de la agricultura campesina por agricultura intensiva y por los monocultivos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios