24 de Junio de 2018

Opinión

Por qué perdería el PRI en Baja California

El 1 de noviembre de aquel año, Ruffo protestó el cargo como gobernador de Baja California, el primer estado panista.

Compartir en Facebook Por qué perdería el PRI en Baja CaliforniaCompartir en Twiiter Por qué perdería el PRI en Baja California

¿Me puedo meter en lo que sí me importa? 
Florestán

En las elecciones de julio de 1989, las primeras de un cuestionado presidente Carlos Salinas tras el conflicto electoral de 1988, el centro de atención era, como ahora, el gobierno de Baja California, donde por el PAN competía un esforzado Ernesto Ruffo y, por el PRI, una olvidada Margarita Ortega Villa.

La noche de aquel domingo 2 de julio Salinas ya tenía claro que el ganador era Ruffo, pero Luis Donaldo Colosio, presidente del PRI, no estaba dispuesto a reconocerlo, hasta que recibió su llamada: tenía que reconocer la derrota. Todavía hubo algún forcejeo, Colosio no quería debutar en la dirigencia del partido con una derrota, pero el proceso legitimador de Salinas estaba por encima de todo lo demás, era su prioridad y con él no se discutía mucho cuando tenía tomada una decisión.

Así, el 1 de noviembre de aquel año, Ruffo protestó el cargo como gobernador de Baja California, el primer estado panista, y desde entonces el PAN no ha dejado ese gobierno.

Con estos antecedentes este domingo, un cuarto de siglo después del inicio de la saga panista, hay aspectos por los que podría ganar el candidato del PAN, Francisco Vega, y los apunto: porque el priista Fernando Castro Trenti ha sido un mal candidato y su opositor ha sido mejor; porque localmente el PAN sigue estando mejor evaluado que el PRI como partido y como gobierno; porque las encuestas están muy cerradas y es muy elevado el número de indecisos; porque Castro Trenti no es el candidato del presidente Peña Nieto; porque ha recibido cero apoyo del gobierno federal y porque Jorge Hank prefiere un gobernador del PAN que uno del PRI, por más que haya aparecido a su lado, porque se mantendrá como el eje opositor.

Y si se agrega que una victoria del PAN haría más sencilla la vida en el Pacto por México, ante la agenda de reformas pendientes, nadie puede dar por ganador a Castro Trenti y, mucho menos, por derrotado a Francisco Vega.

RETALES

1. NADA. Sin celebración transcurrió el primer aniversario del triunfo electoral de Enrique Peña Nieto. Hubo una larga reunión, pero ni un brindis, ni una mención. Y todo por el proceso electoral;

2. DALÁI. En octubre viene a México el Dalái Lama, pero no verá al presidente Peña Nieto. Están muy recientes la visita del presidente de China y las represalias comerciales contra México cuando Felipe Calderón lo recibió en Los Pinos; y

3. TABLAS. En la sesión del Consejo General del IFE se dio el empate que esperaba sobre el dictamen del rebase del tope de gastos en las campañas federales del 2012. Este empate le sirve al IFE para demostrar la necesidad del noveno consejero, y a los partidos, que no quieren saber de sanciones en las vísperas de las elecciones del domingo.

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios