22 de Septiembre de 2018

Opinión

El primo

La exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega Pacheco invitó a su grupo de amigos para expresar los planes para regresar al Palacio de Gobierno bajo su dirección y orientación.

Compartir en Facebook El primoCompartir en Twiiter El primo

La convocatoria que hiciera  en días pasados la exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega Pacheco a su grupo de amigos, no fue una cena de cortesía o de reencuentro. Se realizó para que conversara en privado con sus invitados y les expresara los planes para regresar al Palacio de Gobierno bajo su dirección y orientación.

A la cena acudieron su exsecretario general de Gobierno Víctor Sánchez, su ahijada política la senadora Angélica Araujo, el Dj Paúl Ortega Pacheco, el constructor favorito de ese quinquenio Carlos Baeza, el exsecretario de Fomento Agropecuario Alejandro Menéndez, el exfiscal Héctor Cabrera. 

También acudieron el director del Cultur Dafne López, el exdirector de Canal 13  Joaquín Tamayo, el exdirector de comunicación social Jesús Rivero y la magistrada Ligia Cortés, a quien se le veía especialmente feliz con los proyectos de Ivonne Ortega.

Elegante, amable, portando un vestido de color negro entallado, Ivonne Ortega decía a sus invitados que la finalidad de la reunión es invitarlos a ser parte del proyecto Yucatán que encabezará su primo, el diputado federal Felipe Cervera Hernández, ya que él será precandidato de ese grupo para buscar la gubernatura del Estado en los comicios de 2018.

La exgobernadora presentó al expresidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado Luis Hevia Jiménez como el coordinador de este proyecto. La felicidad de doña Amira Hernández contrastaba con la cautela que mostró su hijo Víctor. El protagonista el plan, Felipe Cervera, no acudió.

Ivonne Ortega recordaba que ahí estaban los que sí saben ganar elecciones y puso de ejemplo al diputado federal por el Cuarto Distrito, Francisco Torres, quien le arrebató al PAN un bastión y por eso sería el candidato natural para alcalde de Mérida.

Los integrantes de este grupo en voz baja comentaban que uno de los grandes obstáculos que tienen para regresar al poder es el senador Emilio Gamboa, pero la exmandataria decía que a Pablo Gamboa lo necesitan para sumar votos y reconocía que este grupo también tiene recursos económicos para hacer frente a una elección y que el compromiso es reagrupar a todos los amigos, sobre todo a los del interior del Estado.

La que está mostrando tablas políticas y don para negociar es la secretaria del Ayuntamiento  de Mérida, María Fritz, ya que ella y el secretario general de Gobierno, Roberto Rodríguez Assaf, están sacando adelante los problemas que aquejan a la capital. La presencia de María Fritz es sinónimo de seriedad y compromiso.

María Fritz está incomodando a muchos “operadores políticos” por el trabajo que se está realizando en tianguis y mercados que es fomentar el orden en esos espacios públicos y combatir la corrupción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios