17 de Diciembre de 2018

Opinión

Productores y niños DAW (1)

Actualmente, cualquier “chamaco” inexperto se autonombra “productor” y cree saber todo sobre la industria.

Compartir en Facebook Productores y niños DAW (1)Compartir en Twiiter Productores y niños DAW (1)

Hace algunas décadas el proceso, promoción y colocación de éxitos mundiales era toda una proeza que merecía reconocimiento por titánica labor… actualmente, cualquier “chamaco” inexperto se autonombra “productor” y cree saber todo sobre la industria… triste, pero real.

De los 60 a los 90, la industria del disco y la música se vieron impulsadas por ejércitos de personas que dedicaban años de trabajo para llegar tan lejos como se pudiera, con productos (si era posible) de alta calidad. Donde el disco de “acetato” y después de “vinil” era el principal medio de grabación, esto apoyado por los “audio casetes”, “cartuchos” y en su momento en “disco compacto”.

Las listas de popularidad eran reales… si lo publicaba una revista, era real, si lo anunciaban en radio… era real. A nadie se podía engañar diciendo que algo tenia éxito, si no era palpable o a la vista de todos, la producción de LP’s conllevaba un inmenso trabajo desde su concepción, arreglo, grabación, post-producción, masterización, fabricación de placas (carísimas), planchado, empacado, distribuido, promocionado (pósters, promos radio, espectaculares, anuncios en radio y tv, giras, etc.) y finalmente poniéndolo a la venta en las disquerías y tiendas donde se hacían los “verdaderos números de venta”.

Los grandes corporativos musicales en México, como RCA Victor, Discos Musart, a los que se sumarían, Polydor, Casablanca, Columbia, Gamma, Virgin, CBS, Atlantic, Epic, Mercury, Helix, Motown, Arista, Chrysalis, Ariola, EMI, y un largo etcétera que muchos recordarán, eran la fuente de trabajo de centenares de miles de personas… esas eran “disqueras”, el lugar donde se “producían” discos.

En la actualidad, con el uso del Internet, todo cambió, si bien es cierto que la velocidad se ha convertido en algo insuperable, también se transformó en nido de “pseudo productores”, así  y con estas ventajas cualquier hijo de vecino “hace una disquera”, perdón, retomemos, “disquera” es donde se producen discos (objetos redondos con grabación análoga y también digital, soportados por cintas magnéticas bobinadas en cajitas, con portada, arte y “trabajo”) no podemos llamar disquera a un “nombre” en la red, lo propio sería… distribuidora.

Todo lo anterior se resume a: “chamaco” (por lo regular sin preparación) frente a su DAW (lap de bajo presupuesto), secuenciando y subiendo a la red. ¿Esto es producir?... NO.

Se debe hacer lo correcto, PRE producir (en su casita) y de ahí hacer labor de contactar verdaderas disqueras para conseguir un contrato, directo a estudios de la compañía para el arreglo, fine tuning y masterización del material para su distribución, comercialización y mercadeo del producto, tanto en descarga como en físico (sí, aún hay tiendas de discos y todos las conocen).

 Continuará… mientras tanto, Groove on!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios