13 de Diciembre de 2018

Opinión

Progreso ¿de Castro?

Desde hace unos años he venido diciendo que el día que el PAN o el PRD se decidan a invertirle a Progreso, van a darle un buen susto al PRI.

Compartir en Facebook Progreso ¿de Castro?Compartir en Twiiter Progreso ¿de Castro?

¿Qué tienen en común Elsy Sarabia, Dafne López, Daniel Zacarías, Ernesto Martínez, Ma. del Carmen Ordaz y Pepe Blanco, Ma. Esther Alonzo y Enrique Magadán, Jessica Saidén, Arturo Patrón Cervera, Porfirio Trejo y Leandra Moguel? ¿Todos son políticos?, bueno, digamos que sí. ¿Todos están en campaña? sí, también. Pero la respuesta que busco es: todos quieren ser “algo” de Progreso. No importa qué, mientras sea en el puerto, bastión priista en el que NADIE pierde. 

Hagamos un ejercicio a ver si usted y yo podríamos entrarle también: al parecer, no necesitamos tener experiencia o trayectoria, como Arturo Patrón. No necesitamos ser progreseños o vivir allá, como Jessica Saidén, Elsy Sarabia, Dafne López y Leandra Moguel.

No importa que ya hayamos ocupado algún puesto de elección popular, siempre podemos aspirar nuevamente, como Pepe Blanco, Porfirio Trejo, Enrique Magadán o Ma. Esther Alonzo. No importa que hayamos tenido una actividad gris y poco carismática, como Ma. del Carmen Ordaz o Daniel Zacarías; ni tampoco es importante que gocemos de la aprobación de las familias poderosas del puerto, que para el tema de hoy es lo menos importante, como Neto Martínez. ¿Cómo ve? Yo creo que sí podríamos apuntarnos.

Pero entonces ¿qué se necesita? Bueno, para aspirar en realidad no se necesita nada, pero para ser candidato sólo se necesita ser cuota de alguien, nada más. Y aquí entre nos, sin que se enteren los aspirantes-suspirantes, déjeme decirle que los progreseños ya están hartos de ellos. Y me refiero a todos, por ventajosos y por hacer de su ciudad una “mafia de poder”, como me dijo una señora el otro día en el parque, frente al Palacio Municipal.

Con el argumento ese de que el municipio es priista, se han dejado llevar por el poder, y los principios de bienestar e igualdad social que pregona el PRI han quedado en segundo plano. 

Desde hace unos años he venido diciendo que el día que el PAN o el PRD se decidan a invertirle a Progreso, con un candidato carismático que se vaya formando y trabajando con tiempo, van a darle un buen susto al PRI. Todos dicen que estoy loca y, aunque sí lo estoy, en eso no tengo duda.

Me parece estar viendo el caso de Oaxaca, estado priista por 80 años que dejó de serlo ante la posibilidad de algo distinto, cuando PAN y el PRD se metieron y le invirtieron. La gente decía que era priista por tradición y que en ese estado siempre ganaba el PRI, pero, al momento de votar, optaron por el cambio. 

Lo que la gente quiere es alternancia en el poder, pero de familia en familia. Necesitan pluralidad y opciones. Sobre todo, necesitan respeto. Señores y señoras aspirantes: sean serios. Trabajen, hagan un buen equipo, DEN RESULTADOS y hasta después, aspiren a un puesto de elección popular.  Y no, lo que no hicieron en tres años, no se logra en cinco meses.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios