26 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Próspero 2017 para Quintana Roo?

Rebosante de confianza, el secretario de Finanzas y Planeación del gobierno estatal, Juan Vergara Fernández, pronosticó un favorable panorama financiero...

Compartir en Facebook ¿Próspero 2017 para Quintana Roo?Compartir en Twiiter ¿Próspero 2017 para Quintana Roo?

Rebosante de confianza, el secretario de Finanzas y Planeación del gobierno estatal, Juan Vergara Fernández, pronosticó un favorable panorama financiero local para el 2017, a pesar de los nubarrones económicos que se vislumbran con los multimillonarios recortes federales y la liberación del precio de los combustibles, sin dejar de mencionar la pesada deuda pública que arrastra el estado.
    
En entrevista para el portal digital que dirijo, politicaQR.com, el funcionario destacó que la situación financiera de la entidad estará estable gracias al presupuesto de egresos por 26 mil 416 millones de pesos recién aprobado por el Congreso local, con el que se cubre el ascenso inflacionario, y a la reestructuración de la deuda pública, decisión que causó enorme polémica por sus implicaciones a largo plazo, pero que brindará un mayor margen de maniobra al gobierno encabezado por Carlos Joaquín González.

“Nosotros estamos estabilizados con la aprobación del presupuesto de 26 mil 416 millones, el éxito de esta proyección es que no se mueva, que haya una disciplina financiera puntual para que no se muevan los números, estoy seguro que se cumplirán los objetivos y hasta un poquito más”, declaró un muy positivo Juan Vergara.

La optimista postura del funcionario más visible del gabinete joaquinista contrasta con el desánimo generalizado de una sociedad golpeada por la incesante crisis económica que ha echado raíces, sobre todo en la zona centro y sur del estado, donde las cosas han ido de mal en peor desde el 2013 a la fecha.

No es de extrañar, entonces, que sus palabras y pronósticos alentadores sean tomados con una cautelosa reserva y hasta resquemor por buena parte de los quintanarroenses, aunque aún persiste una tenue esperanza de que sí, en efecto, las cosas mejoren a pesar de todo.

El titular de la Sefiplan tendrá en sus manos una enorme responsabilidad, pues ha hipotecado su palabra de que habrá una disciplina financiera puntual en el manejo de los recursos públicos que permita al gobierno aterrizar sus proyectos, esos que Carlos Joaquín prometió en campaña pero que no se han podido realizar en estos primeros meses.

La apuesta en 2017 es a todo o nada, y los efectos de su buena –o mala– administración impactarán de inmediato en las elecciones de 2018. Es mucho lo que está en juego.

El riesgo también es gigantesco, ya que el gobierno estatal enfrentará circunstancias completamente nuevas con políticas como la liberación del precio de los combustibles, cuyas consecuencias inflacionarias son impredecibles, y el posible fortalecimiento del dólar en relación al peso en el futuro cercano.

Con todo eso en juego, ¿tendremos los quintanarroenses, como lo anticipa Juan Vergara, un próspero 2017?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios